Año nuevo, vida nueva. Salta Basket inicia su segunda mitad de temporada esta noche, a partir de las 20, en el estadio Delmi nada menos que ante Hindú, el escolta de la Conferencia Norte.
Los salteños tendrán una parada brava y deberán revertir una racha negativa de cuatro derrotas consecutivas y con el ajuste de tuercas que dio el técnico Ricardo De Cecco, al reemplazar a Eric Freeman por Sebastián Uranga.
El norteamericano radicado en este país dejó el plantel a fines del año pasado, tras varios enojos del cuerpo técnico sobre su liviana actuación, especialmente en defensa.
Ahora Uranga le aportará una renovación al equipo y se espera mucho de lo que pueda dar el hijo del histórico jugador de la Selección argentina.
Si bien el jugador nacido en Venado Tuerto, Santa Fe, no tuvo participación en la última parte del año pasado, viene de jugar Liga Nacional con Sionista de Paraná.

Regresa Makal
El único jugador con cupo extranjero en Salta Basket y gran figura de la primera parte, Makal Stibbins, volverá a vestir la camiseta de los infernales tras la operación de apendicitis.
Lógicamente su reemplazante Aaron Nelson tampoco seguirá estando en el plantel, mientras que el resto del equipo seguirá siendo el mismo que entrena desde el domingo pasado.
El equipo salteño que a mediados del año pasado fue invitado al Torneo Nacional de Ascenso ahora marcha décimo de catorce equipos y posee 25 unidades, mientras que su inmediato rival tiene 30 y está a cuatro del único puntero: Villa Ángela, también de la provincia de Chaco.
Para este duelo, las localidades serán similares a las que se manejaron durante la última parte de 2015, con costos de $50 a $70 y se espera que la gente vuelva a acompañar al conjunto dirigido por el Perro De Cecco, como lo hizo tanto en el Torneo Federal de Básquet, como así también en el TNA, la segunda categoría más importante del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia