Brasil, capitaneado por el crack paulista Neymar, decepcionó en su debut en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, al empatar sin goles ante Sudáfrica, que jugó en inferioridad numérica los últimos 30 minutos de un partido correspondiente al Grupo A.
Embed

El conjunto entrenado por Mario Micale, que busca la primera medalla de oro olímpica para el fútbol de su país, marchó con una fría despedida en el estadio Mané Garrincha de la capital Brasilia.
Apenas algunas acciones individuales de Neymar, culminadas con remates desde afuera del área, fueron los argumentos con los que Brasil pretendió vulnerar -sin éxito- a un aplicado equipo sudafricano que a los 15 minutos del segundo tiempo sufrió la expulsión de su defensor Mothobi Mvala por doble tarjeta amarilla.
El Grupo A quedó con sus cuatro equipos igualados en un punto y en blanco, ya que el previamente Irak y Dinamarca igualaron 0-0 en el mismo escenario.
En la próxima fecha, Brasil se enfrentará con los iraquíes y Sudáfrica se medirá con Dinamarca, ambos partidos en Brasilia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia