El seleccionado de Brasil recibirá hoy a su par de Uruguay en un cotejo por la quinta fecha de la eliminatoria sudamericana, que contará con el regreso del goleador “charrúa” Luis Suárez tras cumplir la suspensión impuesta por la FIFA.
El partido se disputará, desde las 21.45, en el estadio “Arena Pernambuco” de la ciudad de Recife, con el arbitraje del argentino Néstor Pitana, quien será asistido por sus compatriotas Juan Pablo Belatti y Ezequiel Brailovsky.
Brasil y Uruguay son dos potencias del fútbol mundial, por actualidad e historia, y cada vez que juegan el recuerdo del mundial de 1950 se hace presente con esa eterna herida que padecen los brasileños a causa de la aquella enorme frustración que les provocó el “maracanazo”.
No obstante, la realidad de este Brasil no está hermanada a la jerarquía de los cracks que han vestido esa camiseta pentacampeona del mundo y la única “estrella” que estará hoy en el césped de Recife será Neymar, quien brilla en Barcelona español.
Además, todo Brasil dirigido por Dunga contará con una cuota de sacrificio extrema, dejando de lado un poco la vistosidad de otrora por un estilo que genera adeptos y detractores, según se den los resultados.
Uruguay, dirigido por Oscar Tabárez, cuenta con una notable coyuntura ligada a la brillantez de sus individualidades. Pocos equipos en el mundo pueden contar con una dupla ofensiva semejante a la compuesta por Suárez y la estrella del París Saint Germain francés, Edison Cavani.
Suárez volverá a jugar luego de cumplir la suspensión de nueve partidos que le impuso la FIFA por haber mordido al italiano Giorgio Chellini, el 24 de junio de 2014, en el mundial que organizó Brasil.
En Brasil Fernandinho jugará por Elíaz, mientras que Uruguay sufre por las ausencias por lesión de los zagueros Mathias Corujo, Martín Cáceres, Emiliano Velázquez y Maximiliano Pereira.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia