El delantero que llegó con chapa de goleador al cuervo volvió a sonreír después de mucho tiempo y de estar prácticamente borrado por Lovrincevich.
Con su gol el cuervo se quedó con tres puntos clave para seguir prendido en el lote de arriba. "Suma mucho que un técnico llegue y te dé confianza. En lo personal el gol sumó mucho, arrancás la semana de otra manera. En el festejo fue un desahogo por muchas cosas, no la estaba pasando bien".
El delantero sabe que aún está en deuda con el cuervo pero confía en seguir inflando las redes: "Uno trata de hacer lo mejor dentro de la cancha, si hago el gol mucho mejor, para eso me pagan, para eso juego y por eso la gente te exige todos los días. El equipo hizo un esfuerzo muy grande en el primer tiempo que se notó en el segundo, parecía que nos quedamos sin nafta pero salieron las fuerzas para ganar".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia