El seleccionado argentino masculino de handball, Los Gladiadores, le ganó por 29-13 (15-5 parcial del primer tiempo) a su par de Uruguay y se quedó con el tercer puesto del 17mo. Campeonato Panamericano, además de la clasificación para el próximo Mundial de la especialidad que se llevará a cabo el año venidero en Francia.
En el estadio de Tecnópolis, en la localidad bonaerense de Villa Martelli, el goleador del partido resultó el extremo Federico Pizarro, con 6 tantos, seguido a un solo gol por los laterales Julián Souto Cueto y Federico Vieyra, con 5 cada uno.
Argentina tuvo un inicio de juego esplendido, con una defensa sólida, que contuvo de gran manera al ataque uruguayo, y una alta efectividad de lanzamientos, anotando en cada oportunidad que se le presentó, para derrumbar cualquier atisbo de reacción de los 'celestes'.
Con el pivot y capitán, Gonzalo Carou, como pilar del cerco defensivo, con Pablo Portela y Leonardo Querín siempre listos a la hora del roce y la fricción, más un ataque fluido, expeditivo y que corrió muy bien los contraataques, Argentina fue marcando diferencias en el juego y el marcador.
Uruguay se mostró intrascendente, con un juego previsible y sin variantes. Poco pudo hacer el visitante para acercarse y, para colmo de males, cada vez que pudo pasar el bloqueo albiceleste se encontró con otra excelente labor el arquero Matías Schulz, quien terminó confirmándose como la figura del equipo en este torneo.

Resultados finales:
Final: Brasil 28 – Chile 24.
Tercer puesto: Argentina 29 – Uruguay 13.
Quinto puesto: Groenlandia 44 – Puerto Rico 22.
Séptimo puesto: México 31 - Estados Unidos 27.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia