Volvió el fútbol del Anual. Y San Antonio arrancó con el pie derecho. Con un equipo rejuvenecido, se impuso por dos a cero ante Peñarol, que mantiene la base del equipo que jugó el año pasado.
Los de Villa Belgrano alentaron a su equipo, que no le encontró la vuelta al partido en ningún momento; y no llegó a darle demasiado trabajo al arquero de San Antonio. Los hinchas azulgranas no estuvieron presentes; ya que la Policía prohibió la presencia de hinchas visitantes.
A pesar de la presión que tenían los jugadores dirigidos por Acevedo, supieron manejar los tiempos, tener más la pelota y vulnerar en los momentos justos a Peñarol. Desde los primeros minutos San Antonio deslizó una leve superioridad ante su rival; pero recién se vio reflejada en el marcador al minuto 33 cuando, luego de una falta en el área, Federico Rojas transformó un penal en el gol que puso arriba a la villa.
En el complemento, San Antonio, a diferencia de Peñarol, mantuvo el orden. Es que en el minuto 14, y luego de una pelota detenida, Adrián Orquera tuvo tiempo de detener el balón en el área, acomodarse y rematar directo al arco; libre de marcas, sin que nada ni nadie pudiera molestarlo. Dos a cero y gran alegría entre los juveniles que defendieron los colores de la villa.
Luego, San Antonio fue un poco más precavido. Cuidó el resultado y le negó la posibilidad de crear situaciones de riesgo a Nieva, Cintioni y a Beltramo. La última línea de la villa estuvo muy bien parada y no dio lugar a nada; el arquero tuvo poco trabajo y supo contener siempre.
Así, San Antonio comienza inmerso en un mar de ilusiones; y Peña tendrá mucho por cambiar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia