Desde hace cinco años, Esteban Poma, un médico ginecólogo oriundo de Metán, asiste a los Juegos Mundiales de la Medicina y la Salud. Un certamen que convoca entre 1.500 y 2.000 profesionales en representación de sus países.
Este año la cita fue en Limerick, Irlanda, donde Poma solo pudo participar en tenis ya que, por cuestiones organizativas, no hubo tiro, otra de las disciplinas en la que el médico metanense se destaca.
Poma tuvo una gran performance a lo largo del torneo y cosechó tres medallas para Argentina. La primera fue una de plata al caer en la final de singles frente al español Ignacio Buendía, en la categoría A+B.
En dobles masculinos, Poma llegó a la final también pero quedó en el segundo lugar junto a Thomas Piöckinger, de Austria.
Finalmente, en dobles mixtos, el metanense cosechó la medalla de bronce junto a la alemana Berit Sabrera.
"Fue una hermosa experiencia haber podido ir y ver de nuevo a otros médicos argentinos que son mis amigos y ya nos conocemos de otras ediciones de los juegos. El deporte es mi cable a tierra y me viene bien el desconectarme y viajar", manifestó Poma, que además es el director médico y socio gerente de la clínica San José de Metán.

Una oportunidad para exponer

Los Medigames no solo sirven como cable a tierra de los doctores del mundo, sino que también son aprovechados para disertar sobre ciertos temas referidos a la medicina en el deporte.
En su última experiencia, Poma relató la exposición que dio el ministro de Salud de Londres con respecto a los Juegos Olímpicos de 2012.
"Habló sobre un estudio del estado de salud bucal de los deportistas de elite que participaron y explicó que tuvieron cerca de 1.000 consultas durante la competencia, y el 9% de los deportistas no había visitado nunca un odontólogo", dijo.
El médico metanense también quiere hacer su aporte en este simposio y contó que prepara un tema en su especialidad. "Voy a comenzar a investigar sobre las mujeres tenistas y la corrección de incontinencia. Muchas juegan, tienen un parto y luego dejan de hacerlo porque al menor esfuerzo se les escapa un poco de orina. Muchas de ellas no saben que existimos profesionales que nos podemos encargar de corregir esto y mejorar su calidad de vida", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia