La dirigencia del fútbol argentino se reunirá hoy para "sellar" el consenso solicitado y acercar a los dos espacios que pugnan por dirigir la AFA y convertirse en autoridades de la superliga. Los principales directivos de ambos frentes tendrán un nuevo cónclave en el hotel Savoy del barrio de Congreso, a partir de las 13.
La intención es que Daniel Angelici (presidente de Boca Juniors), Matías Lammens (San Lorenzo), Rodolfo D'Onofrio (River Plate) y Víctor Blanco (Racing) digan presente dentro de los dirigentes que apoyan la creación de una nueva estructura futbolística, con la superliga como estandarte.
Desde el otro sector, Hugo Moyano (Independiente), Nicolás Russo (Lanús) y Claudio Tapia (Barracas Central; divisional Primera B Metropolitana) asoman como los principales referentes.
Durante las últimas horas se produjeron otras reuniones en las que buscaron aproximar posiciones. Y así, de acuerdo a lo revelado por fuentes consultadas por Télam, Hernán Lewin, titular de Temperley y dirigente afín a Marcelo Tinelli, se entrevistó con Daniel Angelici.
Y allí surgió un nuevo inconveniente, en apariencia: "En la superliga consideran que (Marcelo) Tinelli no es el ideal para conducir las riendas", informó el vocero citado, que prefirió mantener reserva de su identidad.
"Todo lo conversado hasta el momento con la intención de que Tinelli se haga cargo de la conducción de la superliga y (Claudio) Tapia quede al frente de AFA puede caerse", comentó la fuente.
Entonces, un nuevo capítulo en esta saga de acuerdos, intrigas y desconfianza se vivirá hoy con el propósito de que se selle el acuerdo definitivo y conformar a equipos grandes y chicos.
Reparto de poder
Partir el poder fue la premisa con la que se reunieron, en el predio de Ezeiza hace un par de días, los tres dirigentes que están liderando las negociaciones para reconstruir, sin que se fracture la AFA, toda la estructura del fútbol argentino.
Los llaman los "cancilleres" y son los que pudieron pacificar una negociación que al principio de la semana parecía el origen de una guerra interna.
Hasta aquí existe un consenso para que Marcelo Tinelli sea el presidente de la superliga, algo que tomaría forma en una reunión que se hará el martes con un número mayor de directivos; y que Claudio "Chiqui" Tapia se convierta en el sucesor de Luis Segura en la AFA. También existe acuerdo para que la superliga, que tendría el apoyo de los clubes chicos, se haga dentro de la órbita de la AFA.
Los dirigentes del fútbol firmaron su propio pacto, en el que se repartían la superliga para unos y la AFA para otros. De mantenerse este acuerdo, el 30 de junio no habrá una, sino dos asambleas: en la primera, a las 15 o 16, se votaría la creación de la superliga y se nombraría a su presidente (Tinelli); en la segunda, cerca de las 19, se elegiría al sucesor de Luis Segura para que se siente en el sillón que durante 35 años ocupó Julio Humberto Grondona. Todos apuestan a que ése será Tapia.
Moyano y Angelici
Con este acuerdo entre tinellistas y moyanistas en estado avanzado, Moyano le dejaría el lugar a su yerno, que pasaría de gobernar Barracas Central, a gobernar la AFA.
A Angelici lo sacaron de la conversación. Aunque la negociación entre los dos grupos más representativos del fútbol argentino parece haberse encaminado, esta semana dejó como saldo un tendal de heridos políticos en AFA.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia