Y un día se vengó. Atrás quedaron los últimos torneos con sufrimiento para Cachorros, que ayer pudo vengarse de Sureños y quedarse con el título del Torneo Honor de sóftbol lento.
Los primeros innings fueron parejos, pero la diferencia estuvo en la concentración de los tricolores, que además contaron con un inspirado Ezequiel "Pelado" Suárez, que la sacó dos veces del campo de juego.
Otro de los pilares fundamentales para el club Cachorros fue el pitcher del equipo, José Condorí, quien controló a los peloteros de Sureños, que a partir de la tercera entrada empezaron a quedar abajo en carreras y jamás pudieron recuperarse.
La alegría de los campeones estuvo reflejada en el mánager del equipo, César "Beto" Cruz, que agradeció el trabajo de sus jugadores y comentó que ganaron "por el nivel que demostramos en la cancha".
Además, el técnico de Cachorros dijo que este campeonato fue dedicado a Jorge "Lee" Burgos, un integrante del plantel que falleció meses atrás.
"Nos habíamos quedado con la espina en el Torneo Nacional de Clubes que se realizó en noviembre en nuestra institución y que tenía su nombre. Ahora que fuimos campeones pudimos dedicarle el campeonato a 'Lee' que hizo mucho por este grupo".
Cabe destacar también la labor de Sureños (ex Santa Ana), que en todos los campeonatos pelearon mano a mano con los tricolores y en la mayoría de las competencias se llevaron el primer puesto.
La revelación del año, por su parte, fue Infernales, el club que se formó en 2013 y este año terminó en el tercer puesto tras ganarle a Atléticos, uno de los principales animadores de la disciplina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia