Solo habían pasado 24 horas de la final de sóftbol lento entre Cachorros y Sureños, ganada por los tricolores, para que en su estadio se disputara el título del Honor femenino y los festejos también quedaran en ese club.
Las jugadoras dirigidas por César Cruz dieron clase y dejaron sin chances a UPS (Unidas Por el Sótbol), al vencerlas por 11 a 1 y sellar el encuentro.
Una de las claves fue el lanzamiento de Emilia Guerrero, quien le aportó su experiencia a un equipo cuya base no supera los 16 años.
Del otro lado tiró Candelaria Acuña, jugadora del seleccionado nacional, que nada pudo hacer ante el buen bateo del conjunto local, especialmente de Maribel Sosa quien conectó un cuadrangular.
El equipo titular campeón estuvo integrado por las jóvenes Candela Escalante (13), Sol Turlione (13), Brunela Pizarro (13), Malena Escalante (15), Florencia Fernández (16), Paula Alvarado (19) y las experimentadas Cecilia Cruz, Vanesa Salinas, Guerrero y Sosa. Además, fueron parte del plantel: Ana Burgos (16), Josefina Cornú (13), Candela Cornú (15), Agostina Rodríguez (15), Alfonsina Peralta (17) y Anabel Ruiz.
En diálogo con El Tribuno, el entrenador campeón analizó: "Este trabajo que comencé hace dos años ya dio sus frutos. Además de este campeonato salimos cuartos en el Nacional de Clubes en Santiago del Estero".
"Tiempo atrás nos daban palizas y si bien hubo gente que no compartió mi trabajo y el objetivo que propuse, hubo personas que sí me apoyaron y no me quiero olvidar de ellos: mi hermano Luis (quien también fue técnico de ese equipo) y mi mentor Fabián Barroso por el aguante", agregó Cruz.
"Me gustaría que estas grandes jugadoras sean reconocidas por todo lo que vienen haciendo y estoy muy orgulloso del sentido de pertenencia que tienen", finalizó.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia