Tras la frustración de la posible llegada de Nicolás Lodeiro desde Corinthians, el entrenador Rodolfo Arruabarrena estuvo rápido de reflejos y le dio a los dirigentes de Boca un Plan B para el hueco de mediocampista ofensivo: es otro uruguayo, se llama Gastón Ramírez y actualmente juega en el Hull City de Inglaterra.
Arruabarrena quiere que los directivos apunten ahora sus cañones a la chance de Ramírez, después que el Corinthians, a través de su gerente deportivo Edu Gaspar, afirmó que el club "no está interesado en liberarlo porque será muy importante para este año".

Con el volante del Timao descartado y, aprovechando que el presidente Daniel Angelici estuvo en Tandil, Arruabarrena le entregó otro futbolista uruguayo para la carpeta."Sabemos que Ramírez quiere y necesita estar cerca del equipo nacional de Uruguay. Sabemos que las negociaciones van a ser muy difícil, pero vamos a hacer todo lo que es posible tenerlo jugando en Boca", señaló César Martucci, secretario general xeneize.
"Sabemos que Ramírez quiere y necesita estar cerca del equipo nacional de Uruguay. Sabemos que las negociaciones van a ser muy difícil, pero vamos a hacer todo lo que es posible tenerlo jugando en Boca", señaló César Martucci, secretario general xeneize.

Al zurdo habilidoso le interesa venir para mostrarse y poder entrar en la consideración de su Selección (tiene más de 30 partidos disputados) rumbo a la Copa América que se jugará en junio en Chile. Ramírez participó del equipo de Oscar Washington Tabárez en el Mundial de Brasil e ingresó bien en el último partido del grupo frente a Italia: ejecutó el centro que conectó Diego Godín para anotar el tanto de la victoria que le posibilitó pasar a octavos.

El jugador de 24 años mostró su mejor fútbol al surgir en Peñarol (debutó en 2009) y en el Calcio italiano, donde vistió la camiseta de Bologna (llegó en junio de 2010). En el conjunto italiano convirtió 15 goles en 60 partidos, antes de pasar a Southampton desde mediados de 2012 hasta mitad de 2014, cuando fue cedido a préstamo por un año al Hull City (un tanto en doce partidos), aunque ese contrato no sería un impedimento.

Peruzzi y Rolín, complejo
Otras de las negociaciones que tiene empantanadas el xeneize son la de los defensores, ya que todavía no pudo incorporar nadie para suplir la salida de Juan Forlín y tener más alternativas en los laterales.
La chance del marcador central uruguayo Alexis Rolín está prácticamente descartada primero por la alta cotización que le puso el Catania de Italia, y también por algunas lesiones que sufrió en los últimos meses y que no convencen al DT xeneize.

Con el mismo club del Calcio, Boca tramita la llegada de Gino Peruzzi, por quien ofreció tres millones de euros más el pase del delantero Gonzalo Escalante, quien ya está a préstamo en esa institución. Sin embargo, el Catania se mantiene firme y sólo quiere dinero y prácticamente todo en efectivo, lo que complica la negociación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia