El delantero Jonathan Calleri firmó ayer contrato con Deportivo Maldonado de Uruguay, club que adquirió su pase a Boca Juniors en una suma cercana a los 11 millones de dólares, aunque todavía no se sabe en qué institución continuará su carrera como futbolista profesional.
El atacante, de 22 años, dejó hace algunas horas la concentración que el plantel que dirige Rodolfo Arruabarrena está efectuando en el predio de Los Cardales con una única certeza: se iba a Uruguay a firmar un convenio con la apuntada entidad, a partir de la gestión de un grupo inversor que puso el dinero por su ficha.
Néstor Fabbri, otrora ex jugador del seleccionado argentino y tío de Calleri, remarcó que recién 'la semana que viene' se sabrá en qué club jugará el pibe surgido en las divisiones formativas de All Boys.
"Si Boca aceptó que el pase de (Jonathan) Calleri se haga con un grupo inversor es porque está bien realizado", indicó en declaraciones a TyC Sports el ex zaguero central de Racing, Boca, Lanús y Nantes de Francia, entre otras instituciones.
"Si Jonathan se quedaba habiendo llegado (Daniel) Osvaldo era perjudicial para Boca", agregó el familiar del goleador auriazul en el último certamen de Primera División.
Para Calleri, las alternativas que surgen en lo inmediato son San Pablo o Atlético Mineiro, ambos de Brasil. Y tal vez un poco más lejos está el Bologna de Italia.
Pero recién la semana próxima se sabrá cuál será el destino del delantero que se destacó en el ciclo del bicampeón Arruabarrena durante todo el 2015.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia