Con un andar sin sobresaltos y mostrando un auto confiable, el piloto de Arrecifes Agustín Canapino, a bordo de un Chevrolet Cruze, se impuso de punta a punta en la carrera disputada anoche en el autódromo callejero de Santa Fe, correspondiente a la octava fecha del Súper TC 2000. El salteño Facundo Conta, por su parte, se quedó con el puesto 21 y no completó la carrera.
En segundo lugar quedó Facundo Arduso, con Renault, mientras que le tercero fue Emiliano Spataro.
El ganador necesitó de 22 de las 24 vueltas previstas, dado que se terminó con el auto de seguridad, para completar los 3.000 metros del trazado santafecino, en la carrera que tuvo la particularidad de disputarse de noche.
En tanto, hoy se disputará la otra carrera de la fecha a partir de las 13:00, en el mismo circuito.
Desde el mismo arranque de la competencia, beneficiado por la tremenda "pole position" que concretó, Canapino picó en punta seguido por Ardusso y detrás de ellos Spataro.
Lo que pasó en las primeras curvas, ante un circuito tan estrecho, es que los autos se golpearon contra los paredones y el auto de seguridad ingresó por primera vez.
Es que Esteban Guerrieri (Toyota) y Matías Muñoz Marchesi (Chevrolet), en la primera vuelta, se tocaron y se fueron al paredón, mientras que Ignacio Julián (Renault) se fue solo contra el murallón, mientras que también quedaron fuera Luciano Farroni (Peugeot) y Franco Riva (Peugeot).
La carrera tuvo al auto de seguridad por tres vueltas y se reanudó en la cuarta, pero nada varió, porque Canapino, con un andar sin sobresaltos y marcando el ritmo y el camino, llegó la delantera.
El tren de los líderes tuvo a Canapino, Arduso, Spataro, Mariano Werner (Peugeot) y Leonel Pernía (Renault).
En la vuelta 16 otro que se quedó fuera de la competencia fue Manuel Mallo (Chevrolet) y nuevamente ingresó el auto de seguridad para sacar al vehículo siniestrado.
En el giro 18 Arduso atacó la posición de Canapino en la recta principal para saber si podía ser el líder de la competencia, pero el arrecifeño logró mantenerse en la punta.
El auto de Pernía rompió el motor y el tandilense quedó en medio del camino, por lo que nuevamente el auto de seguridad salió a la pista y así concluyó la carrera, que encontró a Canapino ganador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia