En Córdoba se inauguró el pasado 12 de diciembre una pileta olímpica de 50 metros con un certamen nacional que contó con la participación de la nadadora salteña Carla Rivella Meyer. La representante de Gimnasia y Tiro logró dos buenas actuaciones al finalizar subcampeona en 200 metros combinadas y cuarta en 400 metros combinados.
Carla compitió en la categoría junior contra algunas de las mejores nadadoras del país. Muchos de ellas buscan lograr la marca para competir en los Juegos Olímpicos. Allí estuvo la salteña y estuvo muy cerca de quedarse con el primer lugar del podio en 200 metros combinados, su especialidad.
"Este fue el torneo más importante en el que participé en el segundo semestre del año. En el primero estuve en un torneo similar y finalicé quinta. Esta vez le dediqué más tiempo a los entrenamientos y los resultados fueron mejores", comentó Carla, que practica la natación desde que tenía 9 años.
"Quiero agradecer a la gente del club que me ayudó a realizar el viaje, a mi familia y mi entrenadora María José Babot", agregó Carla. La salteña también participó en pruebas de la categoría mayor en el Nacional donde pudo ubicarse entre las diez mejores en las misma pruebas.
Tras la competencia en Córdoba, Rivella disfruta de unos días de descanso, pero a partir del próximo lunes comenzará a planificar la temporada 2015.

Carrera con sacrificios

Como muchos atletas de nuestra ciudad, Carla debe realizar muchos sacrificios para poder competir a nivel nacional. La nadadora cursa el segundo año de la carrera de Nutrición en la UNSa y por esta razón debió trasladarse hasta dos o tres veces al día desde la pileta de Gimnasia hasta la casa de altos estudios en Castañares.
En marzo volverá a competir en el Nacional de natación y su objetivo es mejorar la performance realizada en Córdoba. A largo plazo, Carla sueña con llegar a los Juegos Olímpicos y poder competir en los sudamericanos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia