El piloto español Carlos Sainz, vencedor del Dakar en 2010, afirmó hoy, durante la presentación del recorrido de la edición de 2015, que siempre acude con el objetivo de llevarse la victoria. "El objetivo siempre es ganar, pero con los pies en el suelo porque estamos con un coche nuevo. La fiabilidad ante un rally de este tipo es difícil de conseguir", afirmó el madrileño, que pilotará uno de los coches oficiales del equipo Peugeot, que vuelve al rally el año próximo. "Yo me veo muy bien, lo único que desarrollar un coche nuevo nunca es fácil y no ha habido mucho tiempo para trabajar. Nos queda una semana de test y espero que la podamos aprovechar lo mejor posible", agregó.

Sainz consideró "un reto trabajar en un equipo oficial y desarrollar un coche partiendo de cero y más aún un concepto de buggy que hasta ahora no se había hecho". El piloto español, que disputó el Dakar entre 2006 y 2011 a los mandos de un Volkswagen, volverá al volante de un equipo oficial, tras haber disputado el rally con un buggy privado los dos últimos años, en los que no pudo terminar.

En cuanto a la edición que comienza el próximo 4 de enero en Buenos Aires, Sainz auguró un rally "muy duro", con la principal novedad de la altura.
"Hasta ahora pasábamos los Andes a 4.000 metros en enlace, pero este año va a haber etapas a 3.600 metros con picos de 4.000 metros. De cara al piloto y al coche, puede ser determinante", dijo.

También destacó la segunda etapa, "muy larga" y que llega sin el habitual tiempo de aclimatación de ediciones anteriores. "Creo que será un rally muy cambiante, con muchas alternativas, con desierto, arena, camino, y con la novedad de Bolivia", analizó.
Además, señaló la etapa maratón, en la que no tendrán derecho a asistencia externa. "Hay que juzgar bien el ritmo que tienes que llevar, esperar que
no se te rompa nada y luego ya sabes que tienes que trabajar algo por la noche", dijo.

A sus 52 años, el campeón del mundo de rallys de 1990 y 1992 no piensa en el futuro. "Tengo contrato por tres años con Peugeot, pero como me pasó en el Mundial de rallys, si me canso, lo dejo antes de que acabe mi contrato", indicó.
"Si eres un apasionado del mundo del motor como yo, que veo que el año pasado fui liderando el Dakar con un coche privado después de cinco días, que me encuentro bien físicamente, creo que mientras me divierta estaré aquí", añadió.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia