Boca volvió a los entrenamientos de manera muy liviana después de haber clasificado a la final de la Copa Argentina y, tal como viene ocurriendo posterior a cada partido, Carlos Tevez no lo hizo a la par de sus compañeros.
El delantero, que tiene un trajín importante sobre el lomo después de no haber tenido descanso por haber disputado la Copa América, llegará en condiciones para enfrentar a Tigre el domingo en el partido que puede consagrar al equipo de Rodolfo Arruabarrena.
Para el encuentro frente al "Matador", no estarán Daniel Díaz ni Cristian Erbes, suspendidos, y si bien hay que esperar a la práctica de fútbol, sus reemplazantes serían Alexis Rolín y Andrés Cubas.
Durante el transcurso del entrenamiento, el plantel recibió una visita que no suele ser habitual: la del presidente Daniel Angelici. El dirigente estaba en su despacho y se desplazó hasta el complejo Pedro Pompilio y charló un rato de manera distendida con el "Vasco" y con varios futbolistas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia