Ricardo Caruso Lombardi, entrenador de Huracán, lamentó hoy el "ambiente raro" que presentó el estadio Tomás Adolfo Ducó durante la derrota con Temperley (2-1) el sábado pasado, en su estreno como local tras asumir el cargo dos semanas antes.
"Fue un ambiente raro, no vi un clima que ayude, al revés", expresó Caruso Lombardi, quien reconoció que sigue "preocupado" por lo que mostró el equipo en la inesperada caída con el gasolero tras ganarle a Atlético Tucumán, de visitante, la fecha anterior.
"No vi bien al equipo, lo noté cansado. Me va a costar llegar a lo que quiero. Estoy buscando variantes, tengo que encontrar soluciones y no poner excusas", agregó el entrenador en diálogo con TyC Sports tras la práctica matutina en La Quemita.
En referencia a los insultos del público durante y después del partido, Caruso Lombardi aceptó que "el murmullo jode".
"Acá hay un lirismo que engaña a la gente. No podemos hacer lirismo y jugar como lo hicimos el otro día. Se equivocan en las formas. El murmullo jode y más cuando sos local. La gente nos tiene que ayudar y que nos putee después del partido", pidió el DT.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia