Ricardo Caruso Lombardi, director técnico de Huracán, observó hoy la derrota de la reserva ante Atlético Tucumán y retornó a Buenos Aires en auto con dos hinchas luego de debutar con triunfo en el cargo.
Luego de su presentación con triunfo por 2-0, el lunes por la noche, el flamante entrenador del globo se quedó en la provincia norteña para ver el partido de la reserva, que cayó esta mañana ante su par de Atlético Tucumán por 3-0.
Después de observar a los juveniles dirigidos por Néstor Apuzzo, Caruso Lombardi emprendió el regreso a Capital Federal en un auto con dos hinchas quemeros, señaló en declaraciones a radio La Red.
El entrenador, de 54 años, tiene aerofobia (temor a volar) y no viajó ni de ida ni de vuelta con la delegación del club de Parque Patricios.
"Entrené el domingo a la mañana y a la tarde me tomé el micro en Retiro. Llegué el lunes a la mañana a Tucumán", agregó el DT, quien asumió en reemplazo del renunciante Eduardo Domínguez el pasado sábado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia