Matías Ceballos tuvo su tarde inspirada: elaboró a pura gambeta la jugada del primer gol, metió un doblete a puro lujo y fabricó el penal que a la postre terminaría sellando la goleada de Central Norte. Sin embargo, cuando estuvo a punto de marcar el primer “triplete” de su carrera, le cedió el penal a Tomás Armella, ante el pedido unánime de los hinchas.
“El Boby se lo merece más que yo por muchas cosas personales que vivió. No me interesa ser ídolo ni quedar en la historia, sí quedar como una buena persona, apoyar a mi equipo”, expresó Ceballos, para luego agregar sobre la cancha: “La gente te empuja, te alienta, se hace sentir, no te deja sin aire, sabés que tenés que ir para adelante. Rescato la grandeza los chicos jóvenes, supieron manejar la emoción que significó este partido”, destacó.

Rioja: "Teníamos la responsabilidad de no defraudar"

La tarde fue casi perfecta para Pedro Rioja. Casi, porque el técnico de Central Norte tuvo que mirar desde afuera la victoria en el ansiado regreso a la bombonera cuerva. “Era un partido complicado, no sabíamos cómo podían responder los jugadores porque había una fiesta muy grande. Tenían la gran responsabilidad de no defraudar a la gente en su cancha, que la fiesta sea completa y para eso necesitábamos ganar. Se cumplió con el objetivo”, expresó Rioja. Luego se refirió a Armella, quien, a pedido de la gente, convirtió el cuarto gol de penal. “Hay mucho compañerismo en el equipo, él no era el indicado para patear, pero la gente estaba muy feliz, lo pidió y Matías (Ceballos) se lo dio”, remarcó el DT.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia