La Asociación del Fútbol Argentino (AFA), por disposición de su presidente Luis Segura, suspendió hoy por tiempo indeterminado al árbitro Diego Ceballos y al juez asistente Marcelo Aumente tras la escandalosa actuación en la final de la Copa Argentina que Boca Juniors le ganó a Rosario Central (2-0) en Córdoba.
"Una vez leídos y evaluados los informes de veedores y otros funcionarios del Colegio de Árbitros y del Director Nacional de Arbitraje, se dará a conocer el dictamen disciplinario a aplicar", anunció en un comunicado la entidad con sede en la calle Viamonte 1366.
Del mismo modo, el escrito advierte que Segura dispuso que "todos los temas vinculados con las futuras designaciones de árbitros, su formación, evaluación y comportamientos entran en inmediato estado deliberativo a los efectos de una revisión total y absoluta de urgente aplicación".
Ceballos debía dirigir mañana el partido entre Lanús y Sarmiento de Junín por la 30ma. y última fecha del Campeonato de Primera División, pero su designación fue cancelada y en su reemplazo se mencionó a Patricio Loustau.
El árbitro sancionado tuvo una labor que perjudicó abiertamente a Central en el juego decisivo. En el primer tiempo, a instancias de Aumente, anuló un gol del delantero Marco Ruben por una posición posición adelante imperceptible del atacante Marcelo Larrondo y en el segundo período, sancionó un penal para Boca que fue claramente fuera del área, además de convalidar el 2-0 que marcado por Andrés Chávez en posición prohibida.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia