Las cosas no están bien en Central Norte. El DT Daniel Cravero pegó el faltazo al entrenamiento, acusó una deuda y el presidente Héctor De Francesco respondió que "no era para tanto". Y también hay una deuda con el plantel.
Y este nuevo conflicto aparece en un momento inoportuno: Central arranca esta noche, frente a Mitre, la segunda fase del Federal B, seis partidos para buscar la clasificación a los play-off por el ascenso al Federal A. Justo ahora.
En la previa del duelo con el ciclón, el plantel cuervo no tuvo a su conductor para entrenar. Nadie del cuerpo técnico presente y, encima, nadie les avisó nada. Tomás Armella, ya recibido de preparador físico, tomó la iniciativa de ponerse al frente de la práctica con otros jugadores experimentados. Esto fue rotulado por algunos como "camarilla". Por la tarde, Cravero los encerró a todos en el vestuario. Más de una hora de charla. Nunca antes visto. Si pasó así es porque hay cosas que no están bien en el club, entre el cuerpo técnico y los jugadores y también la dirigencia. Como mínimo, falló la comunicación.
De todos modos, los jugadores salieron a aclarar (y cuando se aclara, por lo general, se oscurece) que la reunión solo fue para planificar lo que viene: doce partidos en busca del título. ¿Una hora para hablar sobre lo que se da por entendido?
Además, El Tribuno pudo averiguar que la molestia del entrenador no tiene que ver solo con el atraso de cinco, seis o siete días (todo el mundo cobra el 20 de cada mes en el cuervo). Hay cuestiones organizativas que influyeron previamente. Cravero se llamó a silencio, no atendió el teléfono y dejó picando la posibilidad de alejarse del cargo en cualquier momento. Otro detalle no menor: el plantel sigue sin concentrar.
A todo esto, el presidente Héctor De Francesco salió a aclarar: "Nos atrasamos con el pago, hablé con el técnico, le expliqué, luego no pude llamarlo el domingo para confirmarle el pago, pero ayer mismo lo solucionamos y él no fue a entrenar. Lo entiendo pero a la vez no lo entiendo".
El presidente de Central Norte, también molesto por la situación, explicó que el club, pese a la inactividad de los últimos diez días y al retraso del subsidio del Gobierno "pudo mantener al plantel al día".
"Ahora nos atrasamos pero son solo 6 días. Con los recursos que se generaron pudimos sostener al plantel al día. Hay que tener en cuenta que el subsidio del Gobierno no lo cobramos desde hace tres meses", dijo. Pese a los esfuerzos de De Francesco por calmar la situación, las cosas no están del todo bien. Justo ahora, cuando la tranquilidad y la fuerza debe ser una sola para lograr el objetivo. Encima, un jugador del plantel salió a contradecirlo y pidió reserva de nombre, por supuesto. Pero dijo que el plantel no está al día: agosto no fue cancelado en su totalidad.
Así, con estos frentes de tormenta, Central Norte iniciará esta noche, desde las 22, el segundo tramo del torneo frente a Mitre, en el Martearena.
El equipo que dirige Cravero debe terminar entre los primeros tres para clasificar a los play-off por el ascenso.
Luego de una etapa en la que el cuervo recién pudo soltarse con la llegada del Chango, deberá ratificar, y tendrá todo su potencial para hacerlo, su condición de candidato.

  • Los equipos
Mitre: M. Pegini; L. Barboza, G. Nazario, M. Artico, F. Aguilar y M. Vilca; J. Pichotti, G. Barrionuevo, A. Romero; E. Torres y Verdugo. DT: R. Roldán
Central: J. Lungarzo; G. Torres, D. Salvatierra y D. Fuentes; D. Acosta, E. Melillo, M. Chiaraviglio, E. Buruchaga; R. Villar; V. Monje y E. Brittes. DT: D. Cravero

Estadio: Padre Martearena - Árbitro: Gustavo Gómez - Hora de inicio: 22

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia