Central Norte arrancó su sueño de ascenso con una mueca de felicidad al vencer 2 a 0 a Brown de Lules en el ingenio tucumano. Y la felicidad dibujada en los rostros de los cuervos tiene varios motivos: porque el azabache necesitaba comenzar esta etapa creyendo en sus capacidades y con un envión de confianza. Porque en el camino tuvo a un aguerrido equipo tucumano que se le plantó y lo complicó en varios pasajes, de esos que serán una constante a lo largo del maratónico sendero. Porque necesitaba mostrar su credencial de candidato de entrada con un plantel renovado y con varios regresos. Y para comenzar a suturar las heridas y calmar de a gotas la sed de revancha de un equipo renovado en relación al que fracasó en la temporada pasada. Pasándola mal en varios pasajes del primer tiempo, el azabache ganó por su contundencia, por la jerarquía de Matías Ceballos, el vértigo de Emanuel Cáceres, el apetito voraz de Fabricio Reyes y porque en el arco estuvieron Mariano Maino y Lucas Rodríguez. Sí, en ese orden.
Reyes, a los 44 minutos, coronó una buena jugada colectiva entre Ceballos y Cáceres para poner en ventaja a los de Pedro Rioja cuando eran los locales los que cascoteaban seguido y tenían la pelota. Y a los 12’ del complemento, Ceballos frotó la lámpara aprovechando la devolución de gentilezas de Reyes, el santafesino no dilapidó, paró el balón con el pecho y lo mandó a la red con clase.
Central supo aprovechar sus situaciones de contra y generó los espacios justos cuando eran los tucumanos los que golpeaban y tomaban la iniciativa. Pero como el estigma y la historia del cuervo demandan, los de Rioja tuvieron que sufrir hasta el final, con algunos ribetes cinematográficos: primero con la lesión de Maino el día de su retorno oficial. El santafesino sufrió un fuerte golpe en su rodilla derecha en el complemento que dejó a todos preocupados y con incertidumbre para lo que viene. Y luego con Tomás Armella, que entró para defender la ventaja pero estuvo un minuto en cancha y terminó en el hospital por un profundo corte en su ceja izquierda que le produjo hemorragia.
Y en el final, el héroe menos pensado y el responsable de que el azabache mantuviese su ventaja fue Lucas Rodríguez, que se vistió de héroe tapando cuatro jugadas clarísimas de gol. Victoria vital para el envión.

Las claves

  1. Matías Ceballos fue el socio perfecto del goleador Fabricio Reyes y se complementaron. El cuervo supo esperar de contra, generar espacios y golpear en los momentos justos a un aguerrido equipo tucumano que lo cascoteó seguido.
  2. Otra de las claves estuvo en la buena labor defensiva y, fundamentalmente, en la intervención de los arqueros. Maino tapó dos remates con destino de gol antes de lesionarse, y Lucas Rodríguez salvó luego al azabache en cuatro oportunidades.
  3. Con dos lesionados y un gran desgaste (además, Tomás Armella sufrió un profundo corte en la ceja izquierda), el cuervo no tendrá tiempo para festejos y debe dar vuelta rápido la página, ya que tendrá su segundo desafío en 72 horas: recibirá a Amalia el miércoles por la noche, por la tercera fecha, en el Gigante del Norte.


la síntesis

BROWN (LULES) 0 C. NORTE 2

J. Fernández M. Maino
F. Álvarez N. Ayejes
F. Albornoz F. Turus
R. Meija R. Urueña
R. Saavedra M. Priotti
J.J. Martínez D. Sueldo
S. Peralta M. Fernández
P. Despósito F. Galarza
S. Longo E. Cáceres
A. Vega M. Ceballos
C. López F. Reyes

DT: A. Marti DT: P. Rioja

Goles: PT: 44’ Fabricio Reyes (CN). ST: 12’ Matías Ceballos (CN).

Cambios: ST: 15’ J. Ibarra y Nievas por Meija y López (BL), 20’ C. Ibarra por Peralta (BL), 30’ Lucas Rodríguez por Maino (CN), 35’ Tomás Armella por Sueldo (CN), 40’ Jorge Visintini por Armella (CN).

Jornada: 2° fecha - Región Norte, Zona B
Estadio: Brown (Lules)
Árbitro: Emilio Maguna

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia