Que nada ponga en riesgo la satisfacción ni el derecho del que goza Central Norte de poder jugar en su cancha el Federal B. Nada.
Pero como siempre están aquellos que se disfrazan de hinchas, o en este caso de socios, y no les importa el club, la familia ni el fútbol, solo delinquir, desafiar y solucionar sus problemas con la violencia. Los dirigentes y las autoridades deben tener los ojos bien abiertos y actuar sin contemplaciones.
Luego de la goleada 3 a 0 del equipo de Rioja, sobre Chicoana el sábado, un grupo de hinchas, barras, devenidos socios para poder entrar al estadio Dr. Luis Güemes, provocaron una trifulca que no pasó a mayores y rápidamente fue contenida por la Policía. Pero esos dos, tres, cinco o diez sujetos pusieron en peligro lo que el club cuervo logró con un esfuerzo descomunal luego de quince años.
La dirigencia de Central decidió expulsar a cada uno de aquellos que alteraron la tranquilidad, la paz y la tregua que las agrupaciones hicieron para poder disfrutar del equipo en barrio norte.
Es que, sin querer, con la medida de solo darle lugar a los socios en cada partido, Central ha encontrado un sistema que puede ser muy beneficioso en la lucha contra la violencia en el fútbol salteño, además de darle recursos al club para seguir creciendo.
Se trata de unas diez personas aproximadamente que fueron identificadas con el listado de las entradas vendidas, y que ahora serán expulsadas del club y, además, pasarán a integrar la nómina de barras que tienen derecho de admisión por parte de la Policía. El club pedirá formalmente que sean excluidos de toda posibilidad de entrar a una cancha, no solo en el estadio cuervo sino también en el Martearena.
Esta semana, los dirigentes de Central se reunirán con las autoridades policiales para cruzar datos y fijar la pena para esos hinchas violentos. "Hay nombres, domicilios, recibos de cobro de la cuota, serán expulsados y tendrán derecho de admisión", explicó el presidente cuervo, Héctor De Francesco.
Con este sistema de los socios, Central Norte se asegura un mejor control del accionar de las agrupaciones y tiene las herramientas necesarias para poder defender su derecho de seguir jugando en su cancha.
El próximo partido en el Dr. Luis Güemes será el domingo 23, frente a Amalia, de Tucumán.
Y con respecto a la masa societaria que el club ostenta por estos días, más de cinco mil pero solo la mitad con la cuota al día, en el club están pensando seguir invirtiendo en el estadio, darle más comodidad a la gente con la construcción de una tribuna. La obra debería comenzar a la brevedad.

Rioja y la goleada
"Manejamos bien los tiempos, si acelerábamos un poquito más hacíamos otro gol, pero bueno, tenemos un partido el miércoles y tenemos que estar enteros, había que guardar fuerzas", dijo Pedro Rioja con respecto al trabajo de Central en la goleada sobre Chicoana. "No fue una actuación a la que Central estaba acostumbrado, hay que reconocerlo, pero el equipo estuvo bien y fue buena la oportunidad para darle chance a algunas chicos, en medio de tantas lesiones. Ellos tomaron la responsabilidad y no fue fácil el debut y menos en la cancha de Central", agregó el DT.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial


An
An · Hace 1 mes

NO LO VA A HACER. LOS VERAN EL PROXIMO PARTIDO, VIVITOS Y COLEANDO. JA! POR ESO NO VOY. BARRIENTOS ¡NO TE LO DIJE? LOS BARRAS DESTROZARAN TODO!!!

Comentá esta noticia