En Central Norte, golpeado por la enorme desazón que significó la eliminación del Federal B ante San Martín de Formosa, afronta una inmensa incertidumbre sobre lo que será su futuro institucional y deportivo.
El plano dirigencial pasó a ser prioridad en el club de barrio norte por la inesperada renuncia de Héctor De Francesco, presidente del club cuervo, quien luego del partido le comunicó a sus pares que dejaba el cargo.
Si bien De Francesco puso a disposición su renuncia, se analiza que quizás tomó una decisión apresurada y podría rever la situación. A todo esto, también hay que tener en cuenta que la comisión directiva de Central, se reunirá en las próximas horas y no aceptaría la renuncia del pre sidente.
En principio, la idea de la dirigencia es convencer a De Francesco que continúe en el cargo y desde esa base comenzar a planificar lo que será su participación en el próximo Federal B que dará inicio a fines de julio.
A continuación, el paso a seguir de los directivos azabaches es persuadir a Pedro Rioja para que prosiga como técnico de Central Norte.
Por ahora, el DT optó por aislarse y mantener en silencio, la decepción fue tan grande que dejó sin consuelo, a tal punto que tendría planificado retornar a Bolivia, país donde reside, con el objetivo de aplacar su desconsuelo y aclarar las ideas en cuanto a su futuro.
Lo cierto es que por el momento Pedro Rioja no recibió ningún ofrecimiento formal de los dirigentes de Central, pero todo indica que una vez solucionado el tema dirigencial, la propuesta llegará.
En Central Norte la herida continúa fresca y sumergida en un inmenso dolor, pero solo es cuestión de tiempo para que comience a cicatrizar, recuperar fuerzas y poner la casa el orden.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia