Terreno hostil y panorama complicado tiene por delante Central Norte en Formosa frente a San Martín, un rival conocido que marcó la diferencia en su reducto a lo largo del torneo.
Si en algo se caracterizó el oponente que tendrá el cuervo mañana, por el partido de ida de las semifinales del Federal B, es que supo aprovechar su localía, donde cosechó prácticamente la mayor parte de los puntos en la etapa regular, un récord para tener muy en cuenta.
La única mancha del equipo formoseño en su reducto fue una derrota en la primera fecha del torneo, luego sumó un racha positiva al igualar en una oportunidad y lograr tres victorias. San Martín extendió su buena performance en casa a seis partidos sin perder, cuatro triunfos y dos empates, jugando octavos y cuartos de final, con una efectividad de 66,67%.
El franjeado, como se lo denomina, ya se cobró dos víctimas salteñas. El equipo de Héctor Chaparro eliminó a Camioneros Argentinos, igualó de local (0-0) y visitante (0-0), forzando a definir la serie desde los doce pasos.
Luego fue el turno de Atlético Mitre, al que venció por la mínima y lo eliminó por penales.
San Martín demostró que posee una defensa férrea que se potencia con las reducidas dimensiones de la cancha, en la cual solo recibió un gol en cuatro partidos.
Central Norte tendrá que sacar a relucir el poderío de sus atacantes para intentar doblegar a un rival que se agranda en su casa y con su gente. Un duro rival.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia