De a poco, Central Norte vuelve a ponerse de pie. Luego del porrazo que se dio el domingo con la final perdida frente a Huracán Las Heras, el club debe seguir mirando al frente porque dentro de un mes tendrá una competencia efímera y también su orden institucional será prioridad.
El parate de cinco o seis meses iba a ser inevitable aún con el ascenso, ya que los próximos torneo federales A y B comenzarían en el segundo semestre de 2017. Pero, el cuervo tiene una cita impostergable por la Copa Argentina, ridículamente programada para fines de enero por los organizadores teniendo en cuenta que ya se sabía que los equipos del Federal B no iban a tener actividad para esa fecha. Pero ese partido, contra Mitre, club que se ve afectado de igual manera, le exige a Central Norte ponerse a entrenar nuevamente con un plantel prácticamente desmembrado.
La idea de la dirigencia cuerva es retener a Pedro Rioja y armar un equipo con los principales jugadores que formaron parte de la temporada, más los juveniles del club. Los entrenamientos serían a partir del 10 de enero, ya que el duelo contra el ciclón será 20 días después. Luego, si Central no vuelve a tener cita copera, seguramente el plantel se desarmará por completo, aunque algunos jugadores ya pidieron ser tenidos en cuenta, además de pedir disculpas por la eliminación, caso Fabricio Reyes y Miguel Puntano.
Lucas Rodríguez, Tomás Armella y Nicolás Ayejes por ser del club serán parte de ese plantel y la idea es retener a Diego Sueldo, René Urueña y Patricio Krupoviesa, entre otros. La continuidad de Matías Ceballos es una incógnita pero no está descartada, mientras que Mariano Maino seguiría en el club su plan de recuperación (un par de meses más para volver a jugar).
Las negociaciones con cada jugador comenzarán a partir de hoy, sabiendo que solo hay 20 día de trabajo y un partido y que es prácticamente imposible sostener una base sin competencia. Desde hoy también habrá reunión con el DT Pedro Rioja, cuya continuidad tampoco está asegurada.
Paralelamente, la dirigencia debe reordenar la casa, convocar a asamblea para renovar autoridades, lo que se concretaría recién a fines de enero.
"Lo que corresponde es llamar a elecciones, que los socios elijan qué quieren para el club (hoy estarían en condiciones de votar unas 700 personas)", sostuvo el presidente cuervo Héctor De Francesco, quien volvería a presentarse acompañado por un grupo de jóvenes dirigentes que hicieron sus primeras armas en los últimos dos años. "En el equipo de trabajo y al que quiero agradecer públicamente están Martín Giacco, Juan Balut, Matías Aramayo, Leandro Etchezar, José Gallo, José Ahumada, Juan Pablo Sastre y otros más. Hay muchos otros chicos que también deberían ser formados como dirigentes y que nos apoyan. Pero vamos a ver qué pasa", dijo el titular cuervo.
Luego contó que tienen pensado hacer pública la rendición de la jugosa recaudación del partido del domingo y que será destinado a más obras en el estadio Dr. Luis Güemes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial


RUARTEZ
RUARTEZ · Hace 1 mes

te vi de rodillas cuervo ... yo te vi en una gran final ser un equipo sin alma, sin vida pobre muy pobre y huerfano de fútbol .. diste lástima en un campo de juego de un partido trascendental ante un rival muy generoso y te vi dejar la más fea impresión de lo pobre y lejos q esta el fútbol salteño de ocupar un lugar de categoría, No eres vandera para ser ni siquiera popular .. ni siquiera digno de representar al pobre fútbol de salteño.

Comentá esta noticia