El empate frente a Deportivo Tabacal no dejó conforme a gran parte de Central Norte, sobre todo por el pobre volumen futbolístico que mostró el domingo en el norte provincial.
El mismo técnico del cuervo, Marcelo Castro, reconoció que no se jugó bien y sabe que este viernes, frente a Pellegrini, se juega más que tres puntos, se juega su propio respaldo para seguir afrontando lo que viene.
Central Norte es el equipo con mayor presupuesto en la zona, el que mejor se reforzó para este campeonato con la obligación de conseguir el ascenso al Federal A.
Como atenuante a tanta obligación, cabe recordar que en lo que va del torneo al cuervo se le lesionaron siete jugadores y no pudo repetir el once en estas cuatro fechas. Arrancó con la suspensión de Ezequiel Melillo, le siguieron las lesiones de Eduardo Burruchaga y Sergio Oga, se sumaron las de Maximiliano Martínez y Fabián González y ahora la de Ezequiel Medrán.
Al ser un torneo corto, Castro sabe que no puede resignar puntos y mucho menos fallar de local. Lo que muchos esperan, sobre todo el hincha, es que reaparezca ese Central de la Copa Argentina que disputó los dos clásicos con Gimnasia y Tiro, justamente ese Central agresivo, incisivo, que mostró un buen trato con la pelota ante un equipo de una categoría superior.
Solo diez fechas tiene la etapa clasificatoria, ya pasaron cuatro y el cuervo cosechó dos triunfos, una derrota y un empate, el 58,33% de los puntos que por ahora le permiten estar en zona de clasificación.
Este viernes, ante Pellegrini, reaparecerá Oga, el encargado de generar fútbol en el equipo y con la reincorporación de Vicente Monje, Castro tendrá una alternativa más en ataque si lo necesita.
El punto conseguido en El Tabacal solo servirá si el azabache se queda con los tres puntos frente al adoquinero, de lo contrario la incertidumbre se volverá a instalar en el barrio norte. El pueblo azabache siempre va a esperar más de su equipo, porque su historia lo marca, ser protagonistas siempre es su mayor deseo.
Por lo tanto, en esta corta semana el entrenador azabache tendrá que rearmar el equipo con lo que tiene, jugadores que tranquilamente pueden ser titulares en cualquier equipo del Federal B, pero la responsabilidad en una institución como Central siempre genera dar un poco más. Y Castro lo sabe.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia