Este domingo, Central Norte y Gimnasia y Tiro volverán a verse las caras luego de dos años. Será por la fase preliminar de la Copa Argentina y, por primera vez, con una serie de ida y vuelta.
El cuervo será local en el primer partido en el Martearena, el domingo a las 18; y la revancha deberá jugarse en el Gigante del Norte, el miércoles 10 de febrero por la noche.
Pero la dirigencia de Central quería jugar los dos partidos en la cancha de Gimnasia, con la recaudación a repartir en partes igual, lo que los dirigentes millonarios no veían con malos ojos. Pero, la Policía no lo autorizaría.
De hecho, desde las Fuerzas de Seguridad sugerirían jugar los dos encuentros en el estadio Martearena con ambos públicos. Caso contrario, en el primer partido podrán ir las dos hinchadas pero la revancha se jugaría solo con público local, es decir, solo los simpatizantes del albo.
Todas estas cuestiones recién se resolverían mañana en una reunión pautada entre los dirigentes y las autoridades policiales. A este encuentro, además, asistirían los dirigentes de Juventud y se refrendarán las medidas de seguridad ante la problemática de los barras, para el resto de la temporada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia