El entrenador de Rosario Central, Eduardo Coudet, puso en duda su continuidad al frente del equipo luego de la dolorosa eliminación de la Copa Libertadores frente a Atlético Nacional de Medellín al sostener que es "difícil" seguir después de la buena actuación de su plantel en este ciclo.
"No sé si es un fin de ciclo, seguramente que continuar es difícil", admitió Coudet, visiblemente golpeado por la eliminación, que llegó por un gol de Orlando Berrío en el sexto minuto de descuento del partido en Medellín. "Hablar de continuidad se hace duro", aseguró "Chacho", que una vez finalizo el encuentro se metió dentro de la cancha para reprender las actitudes de los colombianos, que "gozaron" a los futbolistas del conjunto rosarino. Ese tramo con incidentes -tal como había ocurrido también con Huracán hace un par de semanas atrás-, se trasladó luego a la conferencia de prensa. Un periodista colombiano le preguntó al entrenador "¿por qué son tan malos perdedores?", y Coudet disparó: "No nos gusta que nos carguen, cuando te hablan de más es difícil. Seguro vos tendrás más capacidad para sostener las emociones, pero seguro que nunca entraste a un campo". "La sensación obviamente es que lo teníamos ahí, nos hacen un gol en la última jugada", lamentó Coudet, y confió que a él y a sus jugadores les "queda la tristeza de no haber podido llevar la clasificación a Rosario y darle a nuestra gente una alegría". Sobre el desempeño "canalla", que ganó ajustadamente 1-0 en Rosario y perdió 3-1 en Medellín tras haberse puesto tempranamente en ventaja por un penal del capitán Marco Ruben, Coudet analizó: "Vinimos con todo lo que tenemos, que no es mucho. No es excusa, pero se vio que Nacional tenía muchas variantes en ataque, jugadores muy revulsivos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia