En diálogo con Alentandooo, el saliente presidente de la Liga Salteña de Fútbol, Sergio Chibán, se refirió a su salida de la entidad madre del fútbol salteño, a este nuevo proceso que arranca con Daniel Cáseres a la cabeza, hizo un breve balance de su gestión y habló sobre cómo seguirá transcurriendo su vida dirigencial, también ligado a Gimnasia y Tiro, el club que lo vio nacer como directivo.
"Está a la vista el éxito de la gestión de la Liga desde el 2004 hasta llegar a hoy y no hablo por mí, El crecimiento del patrimonio neto de la Liga fue del 150 mil por ciento desde hace doce años. Ni hablar de las inversiones. Hicimos obras en los 16 clubes y esa es la satisfacción más grande, más el hotel, más la sede, más la cancha, más el predio del Bicentenario, acompañados por profesionales de lujo como Adolfo Resina, Blanca Chacón Dorr y Daniel Cáceres. Esto sería imposible lograr por una sola persona, por eso tengo agradecimiento a todos, también a los que acompañaron en silencio con aprobaciones o malas caras, todos sumaron", expresó el directivo salteño.
Chibán también se refirió al avance en infraestructura durante más de una década en la entidad. "Había una deuda de la dirigencia del fútbol salteño para todos los que practican fútbol. Y la Liga dio un paso importante para cambiar la historia del fútbol salteño. No tengo nada en el tintero, porque llegamos mucho más allá de lo que el más optimista hubiese soñado. Estoy satisfecho. Todavía tenemos un equipo que seguirá planificando. Este parque del Bicentenario significará mucho para los chicos, le permitirá a Daniel jugar con todo lo que se le ocurra para el bien del fútbol de Salta. La Liga está marcando el camino de una nueva modalidad, que es trabajar con las inferiores, porque ahora hay predios", remarcó.
Con respecto a sus nuevas funciones, como vicepresidente de la Liga acompañando a Cáseres y como delegado del club Gimnasia y Tiro, Chibán contó: "Me invitó el presidente de Gimnasia (Marcelo Mentesana) y me ofreció ser delegado titular en la Liga, me honra personalmente, porque Gimnasia es el club que me formó como dirigente, donde desarrollé muchas de mis aptitudes con grandes maestros. Y fue Gimnasia el que me permitió llegar acá. Es una manera de agradecerle, decirle ahora te voy a ayudar y te voy a representar", manifestó.
Con respecto a su trabajo en la Liga y las críticas recibidas, defendió el carácter político de la Liga en su conjunto en pos de los objetivos: "Mi personalidad es avasallante, pero las grandes decisiones acá se tomaron en equipo y esa es seguramente la política que implementará Daniel en el futuro, eso lo sostiene como presidente", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia