Incursionó en el arbitraje por un mero hobby y para costearse sus estudios, tiene el estigma de la humildad y el sacrificio de un estudiante del interior de la provincia de Córdoba, no conoce Salta y por primera vez tendrá la posibilidad de dirigir un clásico salteño, este juez joven, en ascenso y quien se considera muy amigo de nuestro representante más destacado en el arbitraje local, Federico Guaymás Tornero.
Se trata de Pablo Gastón Echavarría, quien tendrá a su cargo la dura tarea de dirigir el domingo el trascendental clásico entre Gimnasia y Tiro y Juventud Antoniana, a las 16, en el Gigante del Norte.
Los ojos de los futboleros salteños se posarán sobre él, quien tendrá a cargo controlar la adrenalina y las pulsaciones de los jugadores en un clásico picante, que tendrá tremendos duelos individuales y seguramente será muy hablado.
"Por hobby comencé a dirigir, para abaratar mis estudios en Córdoba. Dirigí con más de 10 mil personas, pero nunca me tocó dirigir en Salta y para mí será especial. Soy de entender y dialogaron con el jugador", expresó Echavarría en diálogo con la tira deportiva radial Equipo 10.
Echavarría estará secundado en el clásico por sus asistentes; Christian Arregues, de Oncativo; y Ricardo Carrizo, de Tucumán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia