Dos días faltan para que Mitre enfrente a Talleres de Perico, en el partido de vuelta por los cuartos de final del Federal B. La ventaja que tiene el ciclón es de un gol (en el partido de ida ganó 1-0).
En medio de la preparación para este partido de gran envergadura que tendrá, Aniceto Roldán decidió hacer un amistoso con Atlético Tucumán. El once de Mitre estuvo conformado por: Pegini; Quiroga, Cortez, Molina y Aguilar; Ríos, Pichotti, Barrionuevo y Vilca, Alfaro y Navarro.
"Hay que jugar para que no nos compliquen", dijo el DT. El mensaje es claro pero a veces cuesta plasmarlo en el campo de juego. Por ejemplo, ayer en el amistoso Fabricio Aguilar estuvo inseguro en la banda izquierda; los del decano le ganaban siempre y a veces los centrales pecaban por despegarse de las marcas. Así, el trabajo caía varias veces en Mauricio Pegini, quien siempre estuvo fino y despejó la mayoría de las pelotas, hasta esas que ya parecían goles.
El alma en el equipo es el Mudo Barrionuevo. Distribuye, piensa las jugadas y le imprime una buena dosis de buen fútbol a Mitre. Y cada vez que conecta con Alfaro es letal. Lo malo es que el mediocampo depende mucho de este jugador.
Con estas tres claves: Pegini, Barrionuevo y Alfaro, Mitre le hizo buen partido a Atlético Tucumán y terminó cayendo por 2-1 con dos de Imbert y uno del Eterno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia