Mientras ultima detalles en la preparación del seleccionado salteño de rugby para el Campeonato Argentino de fin de mes, Raúl Coledani disfruta del juego de Los Pumas en Inglaterra y analizó su andar en la primera fase del Mundial y el duelo que hoy sostendrá frente a Irlanda.
Para el head coach de Los Mayuatos, las buenas actuaciones fueron producto de la casualidad y señaló que se debe a un cambio positivo que sufrió el equipo desde las bases. Y que, además, es fruto del roce con las potencias del rugby en estos últimos años.

¿Qué te parecieron las presentaciones de Los Pumas en la primera fase?
Han tenido un muy buen rol en el grupo. Sabíamos de las dificultades que íbamos a tener con Nueva Zelanda, y de igual manera jugaron un buen partido contra ellos. Luego contra Georgia, Tonga y Namibia se ha mostrado ese click que querían hacer con respecto al ataque. Se vio un equipo sumamente ofensivo, con una propuesta de juego constante, más vistosa y que dio resultado. El que haya sido el equipo goleador de la primera fase da muestra clara de ese click.

¿Cómo viste el trabajo de los forwards?
Su labor hizo ver al equipo como superbatallador. El scrum fue de menor a mayor, fue evolucionando a medida que pasaron los partidos y se nota que se trabaja fuertemente este aspecto. El line también funcionó mucho mejor, antiguamente teníamos deficiencias y hoy se ve un line más aceitado, con el que obtienen pelotas de calidad para desplegar el juego ofensivo de ahora. Además, los forwards en lo que es el punto de contacto, el ruck ofensivo y el contra ruck defensivo, actuaron bien.

¿Qué deficiencias pudiste percibir?
En el último partido se vieron algunas desconcentraciones, pero fueron propias del querer jugar. Se dieron más que nada en defensa, pero no fueron marcadas. Es decir, no son deficiencias en la propuesta sino puntuales, de desconcentración, pero no de sistema. La propuesta de Hourcade para el equipo es arriesgada en el sentido de querer jugar constante mente, pero fue efectiva porque lograron muy buenos resultados. Por supuesto la primera fase se daba para eso, pero ahora se vienen partidos mucho más cerrados. Con lo cual seguramente van a tener que ajustar todo al más mínimo detalle.

¿Cómo pensás que se va a dar el partido contra Irlanda?
El partido de ellos contra Francia fue muy bueno. La propuesta de Irlanda es con forwards super ásperos y tres cuartos que ganan la línea de ventaja fácilmente. Creo que va a ser durísimo, un partido al milímetro. El rugby muchas veces se compara con el ajedrez por la cantidad de piezas que tenés en funcionamiento, y sin duda este duelo va a ser un partido de estrategia y entrega por sobre todo. Algo a lo que Los Pumas nos tienen acostumbrados.

¿Qué te parecieron las suspensiones a Galarza y Bosch?
Se nota que la World Rugby está actuando con mucha firmeza para todos. Pero es evidente la diferencia entre las situaciones de O'Brien y Bosch, algo que da a entender que la vara con la que se mide no es la misma. Más allá de eso, tenemos que saber jugar con esas cuestiones también y cuidarnos para que no nos suceda. Nos pasó con Galarza, un caso que desde acá lo vemos como excesivo, pero la World Rugby está siendo así. Tenemos que aprender a movernos dentro de las reglas, no relativizarlas sino jugar dentro de ellas. Ser más estrictos nosotros.

Por último, ¿qué diferencia notas entre estos Pumas a los de años anteriores?
Lo que tienen Los Pumas hoy es que vos ves que es un equipo de proceso, con jugadores que estuvieron en los Pampas, pasaron por todas las etapas y es un equipo joven. Hoy se ve que el trabajo que se viene haciendo, dirigencial y deportivo, está dando sus frutos. El paso gigantesco de poder jugar el Rugby Championship también esta dando sus frutos. Además, entiendo que el participar del Super Rugby va a ser otro salto cualitativo.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia