De la mano de su estrella James Rodríguez, Colombia venció 3-2 a domicilio a Bolivia en partido que abrió la quinta fecha de la clasificatoria sudamericana al Mundial de Rusia-2018, disputado el jueves en el estadio Hernando Siles de La Paz. El volante del Monterrey mexicano Edwin Cardona le dio la victoria a Colombia a los 90+1 minutos, al culminar con clase un veloz contragolpe de Marlos Moreno. Colombia se había adelantado en el marcador por medio de James Rodríguez a los 10 minutos y aumentó con Carlos Bacca a los 40. Pero Bolivia descontó por medio de Juan Carlos Arce de tiro penal a los 49 minutos y Alejandro Chumacero a los 62 minutos decretó la igualdad parcial. Con la victoria, el combinado colombiano alcanza en el tercer puesto del clasificatorio a Brasil, Chile y Paraguay, todos con 7 unidades, mientras que Bolivia se queda antepenúltimo con 3 puntos. Bolivia visitará el martes próximo en la sexta fecha a Argentina en Córdoba, mientras que Colombia recibirá a Ecuador en Barranquilla. Desde un inicio, Colombia pobló el medio campo para impedir el fácil desplazamiento de los bolivianos que hicieron un primer ensayo mediante un remate de Damián Lizio que David Ospina no pudo atajar, dando rebote.

Gol 100 de James

Sin haberse esforzado mucho, Colombia se encontró con el gol a los 10 minutos en su primera llegada a la valla rival. Una pelota en el área boliviana y que la defensa verde no se atrevió a rechazar, la despejó nerviosamente al lateral el portero Rómel Quiñónez. Farid Díaz sirvió el lateral al borde del área grande donde recibió el inefable James Rodríguez, que ganó un espacio y mostró su jerarquía internacional rematando certeramente desde el sector izquierdo. Con este tanto, el delantero del Real Madrid lograba el gol número cien en su carrera profesional. Tras el tanto, Colombia cedió espacios, pero se esforzó en la marcación, de tal forma que los locales no podían abrir espacios. Bolivia tenía el balón, pero le costaba administrarlo para llegar con peligro al arco cafetero. Los nervios fueron ganando terreno en el plantel verde que pecaba de impreciso, no abría la cancha, tampoco logró armar sociedades pese a tener varios jugadores en ofensiva y empezó a abusar de los remates de larga distancia que tampoco eran certeros. La visita hizo el gasto físico y mostró gran eficiencia, porque en su segundo ataque franco asestó una nueva estocada mediante el delantero del Milán italiano Carlos Bacca, que recibió un certero pase de James Rodríguez. Dos ataques, dos goles. Mejor imposible. Parecía que la zaga boliviana tenía demasiado temor a la mortífera dupla colombiana porque no ejercía certera marca ni sobre Bacca y menos aún sobre James Rodríguez. Bolivia inició el segundo tiempo con una diferente actitud: más ofensivo, más certero y con hambre de gol. El ingreso de Yasmani Duck le dio mayor proyección ofensiva al plantel verde. A los 49 descontó Juan Carlos Arce de tiro penal ante mano cometida en el área por el defensor Jeison Molina. Los verdes siguieron presionando hasta lograr emparejar el tanteador mediante una magnífica jugada que despegó Bejarano en su propia área y propició una corrida de Yasmani Duck que sirvió un certero pase a la entrada del área grande donde Alejandro Chumacero sacó un remate inatajable para vencer a Ospina. Colombia pagó precio al desgaste físico del primer tiempo y en la segunda parte se limitó a defender el punto que venía logrando en la altura de La Paz, aunque sin dejar de mostrar peligrosidad. En los últimos minutos del lance, Colombia estuvo a punto de desnivelar el marcador pero lo impidió el golero boliviano, Rómel Quiñónez. La jerarquía colombiana se hizo evidente cuando en el último suspiro del partido, Edwin Cardona marcó el desnivel, dándole la ansiada victoria a los conducidos por José Peñerman, que revivieron en las eliminatorias y ahora esperan en el infierno de Barranquilla al líder Ecuador.
Gol de James Rodríguez, Colombia
Embed

Embed
Embed
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia