La organización del próximo torneo es otra de las atribuciones que tiene el Comité de Regularización de la AFA.
Abortada la mentada superliga -al menos demorará un año su creación- se definió que el formato será un certamen largo, de 30 fechas, con una que será exclusiva de clásicos (revanchas).
A la espera de la confirmación, el inicio será el 19 de agosto y el 11 de diciembre se producirá el primer corte; se reanudará el 12 de febrero y finalizará el 4 de junio. No habrá jornada entresemana; habrá 4 descensos y 2 equipos ascenderán de la primera B Nacional, y a las copas internacionales se clasificará por una tabla de la temporada: del primero al cuarto ingresarán en la Copa Libertadores; del 5º al 10º, en la Copa Sudamericana.
Atado a la organización del torneo está el nuevo escenario de licitación por los derechos de TV. Lo que resta conocer es cómo será la salida de este esquema del contrato con el Estado y la llegada de un privado. El Comité de Regularización, el Gobierno y el privado, que podría ser Turner en sociedad con Trisa, decidirán los futuros pasos. El Gobierno espera que se mantenga la gratuidad hasta 2019, pero que a partir de 2017 el negocio quede librado al mercado de comercialización.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia