El 13 de abril de 2016 quedará grabado en la historia de la NBA al producirse un hecho significativo, la 73ª victoria de los Golden State, que dejan atrás el récord de los Chicago Bulls de Michael Jordan. Durante años, el récord de los Bulls, que camino a su título de la temporada 1995-96 cosecharon 72 triunfos en 82 partidos de temporada regular, parecía fuera del alcance de todos los equipos que tuvieron notables desempeños.
Hasta que los campeones defensores Golden State Warriors y su estrella Stephen Curry lo borraron de los libros, encaminándose a ser otra dinastía de lujo en la NBA. Los campeones comenzaron la temporada con 24 victorias consecutivas, algo nunca visto, y pulverizaron varios récords colectivos y otros individuales, como los 402 triples encestados por Curry en el torneo. Curry tenía la marca desde el año pasado, con 286 triples. Ningún otro jugador en la historia de la NBA había logrado encestar 300 o más triples en una temporada.
Los Warriors han cedido sólo nueve derrotas desde el inicio de la temporada 2015-2016. El récord anterior (72 victorias, 10 derrotas) lo había igualado Golden State el domingo cuando ganaron en San Antonio a los Spurs (92-86).
El artífice de la última victoria de los Warriors en esta campaña regular fue de nuevo el armador Stephen Curry, quien anotó un total de 46 puntos, 20 de ellos en el primer tercio del partido. "Al final de la noche lo que cuenta es el triunfo del equipo, y estar de nuevo en los playoffs", aseguró Curry, el MVP (Jugador Más Valioso) de la temporada 2014-2015, trofeo que debe ganar de nuevo este año.
En la primera ronda de los playoffs se medirán a los Houston Rockets (41-41), que aseguraron su clasificación en el último día de la temporada regular al dominar Sacramento 116-81. Los Warriors han vencido tres veces este año a los Rockets, y el pasado campeonato les eliminaron en primera ronda de playoffs por 4-1.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia