La recuperación del Ratón Gustavo Ibáñez despejó un poco la intranquilidad del DT J. J. López, puesto que el experimentado atacante no pudo jugar los amistosos que el equipo jugó en Córdoba, durante la pretemporada en Alta Gracia.
Ibáñez, recién ayer, después de la participación de Juventud en el anterior torneo, pudo hacer fútbol. "Me sentí bien. Mejor aun y contento. Pude entrenar a la par de mis compañeros y eso es un buen aliciente porque ahora lo que se necesita es tener mayor contacto con la pelota", contó el Ratón Ibáñez, que con su entrega se metió en el corazón del hincha antoniano.
A su vez, Ibáñez transmitió optimismo para el torneo que viene. "Me resentí de una dolencia del torneo pasado en la zona del muslo posterior y tuve que esperar. Pude ponerme a la orden del técnico, por lo que ahora estamos pensando en el comienzo del campeonato y con renovadas expectativas. Solo queda trabajar porque otra vez se viene un torneo duro. Con la base que quedó y con los nuevos compañeros que llegaron se armó otra vez un grupo para dar pelea", puntualizó el atacante tucumano.
Ahora, J. J. López solo espera que en las dos últimas semanas que quedan para el inicio del campeonato, el defensor Raúl Gorostegui pueda volver a entrenar con normalidad porque le aqueja una lesión similar a la que tuvo el Ratón y que no le deja cumplir a full las exigencias físicas, técnicas y tácticas.
El plantel santo continúa con los trabajos de la semana y se prepara para viajar mañana, a las 8, a Jujuy, para jugar un amistoso con Talleres de Perico en el predio Los Arcos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia