Daniel Osvaldo y Guillermo Burdisso, que aparecían como candidatos a cambiar de club, ahora están cerca de acordar su continuidad en Boca Juniors. Osvaldo, cuyo destino parecía estar lejos de Boca al finalizar su préstamo, quiere continuar en el club para cumplir con el deseo de jugar en Boca junto a su amigo Carlos Tevez, quien está cada vez más cerca de regresar al club en el que se formó.
Por el delantero se había previsto para ayer una reunión con el presidente Daniel Angelici, la cual fue postergada hasta hoy por pedido del jugador. Sin lugar en el Southampton, dueño de su pase, ni ofertas concretas del fútbol europeo, Osvaldo quiere permanecer en la Argentina y lo entusiasma la posibilidad de jugar con Tevez, cuyo regreso desde la Juventus se da por hecho. Boca le propondrá al delantero prorrogar el préstamo por otros seis meses y hay predisposición de todas las partes para cerrar la negociación.
En el caso de Burdisso, las posibilidades de pasar al Santos de Brasil decayeron y el defensor podría aceptar la propuesta de Boca para prolongar su vínculo por dos años. Una causa fundamental es la opinión del entrenador Rodolfo Arruabarrena, quien prefiere ubicar a Daniel Díaz en la posición de segundo central, por lo que necesita a otro para que sea el primer central y Burdisso se adapta perfectamente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia