El Barcelona se enfrenta hoy al Valencia (17 de argentina) en un partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, un trámite tras el 7-0 a favor de los catalanes en la ida. Por su parte, el Celta deberá apelar mañana (19.30 GMT) a la épica para remontar su derrota 4-0 ante el Sevilla.
El Barcelona, actual campeón de la competición, viaja a Valencia dispuesto a sacar su billete para la final en un partido, en el que el técnico azulgrana, Luis Enrique, dará minutos a varios suplentes.
Gerard Piqué, Javier Mascherano, Luis Suárez y Andrés Iniesta no estarán en Valencia, además de Leo Messi, que este martes pasó por el quirófano para someterse a una litotricia, para solucionarle los cálculos renales que arrastra desde el pasado Mundial de Clubes en Japón.
En un partido con poco peligro para el Barça, uno de los alicientes lo aportará la estadística, ya que Luis Enrique podría, si no pierde en Mestalla, superar el récord de 28 partidos consecutivos sin perder de Pep Guardiola.
Los azulgranas se enfrentan a un Valencia en horas bajas, con el equipo y su entrenador, Gary Neville, muy cuestionados.
“Es una situación muy complicada para todos”, dijo el delantero che Álvaro Negredo, tras la derrota liguera 1-0 ante el Betis, que deja a los valencianistas en 13ª posición, a cuatro puntos de los puestos de descenso.
“Realmente es inaceptable que estemos doce partidos sin ganar. Lo entiendo, pero solo puedo decir que confío en mi trabajo para darle la vuelta a la situación”, dijo Neville, técnico al que muchos ya daban fuera del banquillo tras la derrota ante el Betis.

El Celta con ilusión
En el otro partido, el Sevilla juega mañana en Vigo contra el Celta, con la cómoda ventaja del 4-0 logrado en la ida en la capital andaluza.
Ambos equipos se enfrentan por tercera vez consecutiva tras el empate 1-1 en Liga del domingo.
El técnico del Celta, Eduardo “Toto” Berizzo, afirmó de cara al encuentro del jueves pasado que saldrán con todo con la intención de “manejar la pelota con criterio en ataque, atacar por las bandas con mucho movimiento y, de acuerdo a que el trámite nos favorezca, marcar pronto, podremos llenarnos de optimismo”.
El Sevilla, que marcha en quinta posición en la Liga, acude al choque con la tranquilidad que le da un colchón de cuatro tantos, pero “con respeto”, según el técnico Unai Emery.

Operaron con éxito a Messi

Lionel Messi se sometió ayer a una pequeña intervención para terminar con los problemas renales que lo tuvieron a maltraer a fin de año y le impidieron jugar la semifinal del Mundial de Clubes de Japón.
Lío llegó al Hospital Universitari Dexeus, en Barcelona, acompañado por Antonella, su mujer, por el médico del club Ricard Pruna. Ya le habían realizado una litotricia con láser (no fue una intervención quirúrgica) para quitarle los cálculos renales que le causaron tanto dolor en diciembre pasado.
Messi pudo dejar el hospital momentos después de la intervención y mañana podría entrenar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia