El Dakar tiene situaciones imprevistas. Robby Gordon tuvo que detenerse a raíz de un principio de incendio en la parte trasera de su auto. Los espectadores no tardaron en ayudarlo, y lo hicieron con un sifón de soda, eficaz para oficiar de matafuego.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia