Finalmente, luego de tres semanas de inactividad, Leandro Zárate volverá a formar parte de un plantel de Gimnasia y Tiro y podrá mañana, ante Unión Aconquija, a las 22, en el Gigante del Norte y por la tercera fecha del tetradecagonal, sumar sus primeros minutos en el reducido final por el ascenso.
La Chancha había sufrido un accidente doméstico en la previa del encuentro con Chaco For Ever en condición de local, cuando pisó un vidrio y fue sometido a nueve puntos de sutura en el pie derecho.
Al delantero cordobés le retiraron los puntos en la semana, se movió con normalidad en los últimos días y el DT José María Bianco lo pondrá en el banco de suplentes, sin descartar que podría ser infiltrado en caso de persistir los dolores para que pueda ser la opción de ataque en un momento crítico de los delanteros (cuatro partidos sin marcar goles).
El albo saldrá a mañana ante el estanciero con una fisonomía más agresiva (3-4-1-29 y el Chaucha volverá a la línea de tres que aceitó perfectamente en la semana. Daniel Ramasco retornará para suplir la baja por suspensión de Elías Bazzi. Por su parte, Denis Caputo asoma como opción para relevar a Álvaro Aguirre. El albo alistará mánana a: Darío Sand; Facundo Vega, Federico Rodríguez y Mauricio Ocaño; Fausto Apaza, Ezequiel Saavedra, Ramasco y Caputo; Motta; Hugo Prieto y Diego Bielkiewicz.
Por su parte, Bianco dispuso que esta noche concentren los siguientes futbolistas, además de la Chancha: Esteban Dei Rossi, Gastón Suso, Franco Flores, Álvaro Aguirre, Nicolás Gianni y Diego Núñez.
En otro orden, la dirigencia cumplió ayer con lo prometido y achicó parte de la deuda salarial que mantenía con el plantel, para calmar el clima de incertidumbre en el seno del grupo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia