"Entiendo su decisión, pero me molestó el tiempo que nos hizo perder. Rodrigo Mora me llamó el viernes pasado y me confirmó que no venía a jugar aquí", indicó el técnico del conjunto árabe, el uruguayo Jorge Da Silva.
El oriental había anticipado que después de la final de la Libertadores se iría a Al Nassr, con el que había firmado un precontrato para incorporarse a ese equipo a cambio de 3.000.000 de dólares por tres años, más una prima por cada uno de ellos.
Sin embargo, la posibilidad de ir a Japón a fin de año y la vidriera que significaría jugar una potencial final ante Barcelona de Lionel Messi y compañía cabalgó durante varios días por la cabeza de Mora, sumándose a ello la insistencia de dirigentes y cuerpo técnico para que siga en Núñez, sobre todo tras la partida de Teófilo Gutiérrez primero y ahora de Fernando Cavenaghi.
Mora se desgarró en la primera final ante Tigres, de Monterrey, en México, y por eso se perdió la segunda y tampoco pudo viajar ahora a Japón para el partido de mañana ante Gamba Osaka por la Copa Suruga Bank.
"Mora me explicó que se queda en River por los desafíos que tiene. Me sorprendió que cambie su parecer de un día para el otro", resaltó a TyC Sports el ex delantero de River Plate Jorge "Polilla" Da Silva, compatriota de Mora y actual entrenador del club árabe.
Mora, Lucas Boyé, Javier Saviola, Sebastián Driussi y el también uruguayo Tabaré Viudez son los delanteros que le quedaron a River para el segundo semestre del año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia