La Federación Francesa de Fútbol (FFF) anunció ayer que el amistoso previsto el próximo martes en el estadio londinense de Wembley entre Inglaterra y Francia se jugará, a pesar de que el encuentro amistoso entre franceses y Alemanes en el estadio de París fue uno de los blancos de los ataques terroristas ocurridos el viernes por la noche en la capital francesa.
Una de las puertas del Stade de France, estadio donde se jugaba Francia-Alemania con la presencia del presidente Francois Hollande, fue el lugar donde se produjo la primera explosión de la ola de atentados en París, que en la noche de anteayer provocaron al menos 129 muertos y decenas de heridos graves.
Sin embargo, la FFF mantuvo contactos con la Federación Inglesa (FA) y decidieron que el partido amistoso en Londres se mantenga.
El presidente de la FFF, Noël Le Graët, publicó el viernes por la noche un mensaje de apoyo a las víctimas y en el que dijo "compartir la emoción que afecta a la nación tras los atentados".
Las autoridades francesas anularon todos los eventos públicos previstos para ayer en casi toda Francia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia