El futbolista Micael Favre (24), que falleció el domingo pasado mientras disputaba un partido de fútbol en la localidad entrerriana de Villa Elisa, no murió por los golpes recibidos en el campo por parte de sus rivales,
confirmó hoy el fiscal a cargo de la causa, Sebastián Blanc.
Tras recibir los informes forenses luego de la autopsia practicada en Oro Verde, Blanc afirmó que los golpes recibidos en el campo de juego "no fueron los causantes del deceso", sino que el joven sufrió una "congestión
e ingreso de sangre en el pulmón".
En ese sentido remarcó que la presencia de sangre en los pulmones "se debe a alguna falla de algún órgano que podría ser el corazón", por lo que desde la Fiscalía esperan los resultados de estudios anatomopatógicos y
toxicológicos para confirmar o descartar posibles causas del fallecimiento. El fiscal informó que el cuerpo del joven futbolista "no presentó lesiones macroscópicas a simple vista", ni tampoco "manchas o fracturas en las
radiografías de cabeza, cuello y tórax".
En tanto, el Cuerpo de Neutrales de la Liga Departamental de Fútbol suspendió todas las actividades hasta nuevo aviso, y las dirigencias de la Federación de Veteranos y la Liga Femenina también determinaron la
cancelación de sus fechas.
Favre integraba el equipo de San Jorge de Villa Elisa, que interviene en el torneo Apertura del departameno Colón, en el oriente entrerriano, y falleció el domingo pasado en momentos en que su club disputaba un
encuentro por la séptima fecha del certamen Apertura contra Defensores de Colón, en el estadio Justo José Lescano.
El joven futbolista tenía 24 años y era padre de dos hijos y fue golpeado involuntariamente en la cabeza por el futbollista Gerónimo Quintana mientras disputaba una pelota. Favre cayó al suelo pero se incorporó inmediatamente y le reprochó a su adversario la dureza del cruce. Mientras discutía, llegó al lugar el jugador rival Favio Larroza, quien lo golpeó y lo hizo caer aparatosamente. Otra vez en el suelo, sufrió convulsiones y la muerte casi inmediata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia