En el clásico entre Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro se vivió un momento caótico cuando Matías Zolorza, jugador del santo, chocó con un rival, se descompensó y cayó al suelo. Inmediatamente fue reanimado con la técnica de RCP (rehabilitación cardiopulmonar) y luego fue trasladado de urgencia al Hospital San Bernardo.
Cuando transcurran 16 minutos del complemento con el marcador igualado en un gol, se produjo el lamentable episodio que fue suspendido por el árbitro Esteban Vicente.
Minutos antes que se desvanezca Zolorza, la ambulancia que se encontraba en cancha de Libertad donde se jugaba el clásico tuvo que trasladar a otro jugador, Gabriel Humano, también de Juventud, por haber recibido un corte en el labio y la perdida de piezas dentarias. Esto significa que en el momento que requirieron asistencia médica desafortunadamente no había.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia