Un equipo de la 3era división del fútbol sueco que debía tomar el Airbus A320 de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses, se salvó de la catástrofe por un cambio de planes en el último momento.

El Dalkurd FF de Borlänge tenía intención de subir al vuelo que debía recorrer Barcelona y Düsseldorf para desde la ciudad alemana tomar otro avión a su país, después de una estadía en Cataluña.

Una vez en el aeropuerto de Barcelona, los jugadores y técnicos del equipo renunciaron a tomar el vuelo accidentado porque el tiempo de espera de la escala en Dusseldorf era demasiado y finalmente se distribuyeron en otros tres vuelos que pasaron por Zúrich y Múnich.

"A todos los que trataron de contactarnos estas última horas, estamos en casa sanos y salvos. Era otro avión. Descansen en paz", tuiteó el arquero Frank Pettersson. El director deportivo Adil Kizil explicó al diario Aftonbladet cómo se salvaro: "Efectivamente, debíamos tomar ese avión", indicó el dirigente deportivo sobre el vuelo en el que no hubo sobrevivientes.

"A esa hora había cuatro aviones que se dirigían al norte pasando por los Alpes. Cuatro aviones y nosotros teníamos jugadores en tres de ellos. Podemos decir que realmente tuvimos mucha, mucha suerte", añadió. El Dalkurd FF es el club de la comunidad kurda de Suecia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia