River Plate cerró un 2014 de ensueño. Tras un largo tiempo de complicaciones y sufrimiento, en Núñez se sepultaron las penas a puro festejo: ganó el Torneo Final 2014, la Superfinal y la Copa Sudamericana (además peleó hasta el final este último certamen local en el que terminó como subcampeón). Ante tanto éxito, no será tarea sencilla superarse en lo que será un 2015 plagado de competencias: Recopa Sudamericana (ante San Lorenzo), Suruga Bank (con el Gamba Osaka), Supercopa Argentina (frente a Huracán), el nuevo campeonato local anual de 30 equipos, la Copa Argentina y lo que es la gran obsesión, la Libertadores.

Ante este contexto, en Núñez bien saben que no hay tiempo que perder. Precisamente por eso (y pensando en que la pretemporada comenzará en menos de un mes, será el 3 de enero en Punta del Este), hubo reunión apenas concluida la competencia oficial de este semestre. Marcelo Gallardo se reunió con los dirigentes (estuvo el presidente Rodolfo D'Onofrio, el vice 2º Matías Patanian y el Secretario Técnico Enzo Francescoli) para comenzar a planificar el futuro.

El pedido del Muñeco fue claro: priorizar la calidad antes que la cantidad (en el último mercado de pases se incorporaron sólo dos nombres, Julio Chiarini y Leonardo Pisculichi, resultando dos piezas claves). Pero esa no fue la única solicitud del DT, sino también "atender" a importantes hombres a los que se termina el vinculo a mitad del próximo año, para así evitar sorpresivas salidas en medio de alguna competencia (tal como sucedió el último semestre con la partida de Manuel Lanzini).

"Yo creo que River va a traer tres o cuatro refuerzos. Debemos incorporar calidad. La idea es mejorar este gran plantel que River tiene. Solo vamos a vender si la oferta es buena y si hay un reemplazante para ese puesto", adelanto el vicepresidente luego del cónclave, en diálogo con el programa radial el Superclásico. "Yo creo que River va a traer tres o cuatro refuerzos. Debemos incorporar calidad. La idea es mejorar este gran plantel que River tiene. Solo vamos a vender si la oferta es buena y si hay un reemplazante para ese puesto", adelanto el vicepresidente luego del cónclave, en diálogo con el programa radial el Superclásico

Ahora bien, ¿quiénes serían esas pocas caras nuevas? El entrenador no anduvo con vueltas: quiere un lateral por cada lado, un volante ofensivo (o de creación) y un delantero. Y de nombres algo se habló. Una de las prioridades por quien la dirigencia ya entabló las primeras charlas es Milton Casco (el hombre de Newell's que también es buscado por Boca). Asimismo, el DT lanzó la posibilidad de consultar por Gonzalo Bettini de Banfield, pero sería más una apuesta. En tanto, hubo un jugador que ofrecieron y no sería mal visto. Se trata del uruguayo Alvaro Pereira, quien supo pasar por Quilmes y Argentinos, desempeñándose actualmente en el San Pablo de Brasil.

En lo que al mediocampo respecta, también son tres los nombres que se manejan. El principal sigue siendo Pablo Aimar, sobre quien el vicepresidente explicó: "Está haciendo un gran esfuerzo para recuperarse físicamente y volver a River. En los próximos días se va a reunir con Gallardo ara definir si se suma". En lo que al mediocampo respecta, también son tres los nombres que se manejan. El principal sigue siendo Pablo Aimar, sobre quien el vicepresidente explicó: "Está haciendo un gran esfuerzo para recuperarse físicamente y volver a River. En los próximos días se va a reunir con Gallardo ara definir si se suma".
Mientras se lo espera al Payaso, hay un sueño y un deseo más real. El nombre más difícil es el de Luis González, quien ya supo reconocer sus ganas de retornar a Núñez, aunque la dificultad pasa por lograr su salida de Qatar teniendo en cuenta la diferencia económica y que tiene contrato hasta mitad del siguiente año. La otra posibilidad pasa por alguien a quien ya se buscó hace seis meses, Gonzalo Pity Martínez de Huracán, que en ese entonces no llegó por su alta cotización (40 millones de pesos).

En tanto, en el ataque consideran necesario contar con un recambio de experiencia, teniendo en cuenta la gran cantidad de juveniles que hubo que "apurar" el último semestre (Lucas Boyé, Giovanni Simeone, Sebastián Driussi y Juan Cruz Kaprof). Confiando en que Teófilo Gutiérrez no se marchará -al menos así lo manifiesta la dirigencia- y será prioridad junto a Rodrigo Mora y el ya recuperado Fernando Cavenaghi; el hombre a seducir será Lucas Albertengo, quien es un anhelo del Príncipe Francescoli y al que el Muñeco aprobaría.

En lo que a los jugadores actuales, fue el propio Patanian quien reconoció: "Queremos renovar los contrato de Mercado, Maidana, Rojas y Driussi", que se vencen a mitad del próximo año. No todos los casos son fáciles, pero hay reuniones para que los cuatro futbolistas continúen".


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia