En el camino a las elecciones presidenciales de FIFA pautadas para hoy hubo hechos salientes, como postulaciones y renuncias de candidatos, pero nada como el escándalo de corrupción que dejó como saldo -por el momento- a 14 imputados por la Justicia de EEUU.
Nueve son dirigentes y cinco son empresarios. Siete de ellos fueron detenidos en un operativo sin precedentes en Zúrich.
Luego de la turbulencia, que puso en duda el desarrollo de los comicios, el panorama sufrió algunas modificaciones. Cada confederación tomó una decisión de cara a la votación que enfrentará a Joseph Blatter, actual presidente del organismo, con el príncipe jordano Ali Bin Al-Hussein, que intentará destronarlo.
Las confederaciones del fútbol asiático y africano reafirmaron su apoyo a Blatter y rechazaron posponer las elecciones. "La Confederación Asiática de Fútbol (AFC) reitera su decisión, tomada en su Congreso del 2014 en San Pablo y en subsecuentes Congresos en Melbourne y Manama, de apoyar al presidente de la FIFA Joseph Blatter", señaló el ente rector del fútbol asiático en un comunicado. De todos modos puede haber excepciones, como la de Australia, que se inclinará por el príncipe.
La AFC expresó al mismo tiempo su "decepción y tristeza por los eventos ocurridos el miércoles en Zúrich", en referencia a la detención de siete directivos del fútbol internacional acusados de corrupción.
"La AFC está en contra de cualquier forma de corrupción en el fútbol y apoya plenamente cualquier acción que lleve a cabo la comisión independiente de ética de la FIFA frente a posibles delitos", señaló el organismo. Es decir que el continente del príncipe lo ha dejado solo, tanto que ni siquiera mantendrá su cargo regional y se quedará sin cargos internacionales si pierde: presidente de FIFA o nada.
FIFA.jpg
Africa blatteriana

En la misma línea, la Confederación Africana de Fútbol (CAF) rechazó una postergación de la elección y reiteró su apoyo a Blatter, que irá en busca de un quinto mandato al frente de la FIFA. "La CAF está siguiendo con particular atención los eventos que están ocurriendo en la familia del fútbol en este momento", indicó en un comunicado.
Los 54 votos de las federaciones africanas y los 46 de las asiáticas resultan claves en las aspiraciones de Blatter, que parte como favorito mañana pese a los escándalos que salpican a la organización.


Europa opositora

Por su parte, la UEFA, el ente rector europeo, había sugerido el miércoles posponer la elección, aunque hoy finalmente descartó la posibilidad de un boicot y señaló que mañana la mayoría de sus 53 federaciones votarán por el príncipe jordano Ali Bin Al Hussein, único retador.
Su presidente, el francés Michael Platini, elogió a "su" candidato: "El príncipe Ali es joven, ambicioso y esa es la razón por la que tiene mi apoyo. Él puede hacer algo bueno y no necesita dinero. Las cosas son un poco complicadas, porque él no tiene el apoyo de su región, pero es un hombre que puede hacer mucho bien", destacó
Pero hay países de la UEFA que irán en contra de la postura de Platini. Uno es Rusia, cuyo presidente Vladimir Putn criticó duramente las investigaciones de corrupción llevadas adelante por los EEUU, dijo que se trata de un plan "para sacarle el Mundial a Rusia e impedir la reelección de Blatter". Así marcó la línea de su federación.
El titular de la Unión de Fútbol de Rusia (UFR), Nikolái Tolstij, insistió en que su país apoyará al actual presidente de la FIFA: "La UFR apoyará la candidatura de Blatter, un presidente que ha hecho mucho por el mundo del fútbol", aseguró Tolstij a la prensa local. Otro de los países que se revelaría a Platini sería España.

América dividida

En el continente americano, las posturas están dividas. La Conmebol viajó hacía Zúrich con la intención que las 10 Federaciones apoyen en bloque a Joseph Blatter, pero los sucesos recientes dividieron las aguas. Brasil se retiró de Suiza y no votará. Según medios uruguayos, la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol) no apoyará la reelección. Argentina es una incógnita.
Sin embargo, con Asia y Africa alineadas, el peso de Sudamérica es menor, ya que suma apenas 10 votos.
Entre los acusados de corrupción hay nueve dirigentes, todos del continente americano
La Concacaf cuenta con 35 miembros con voto que iban a sostener el mandato de Blatter. Pero Jeffrey Webb, presidente de la entidad con sede en Miami, fue detenido junto a otros tres dirigentes de la región -Eduardo Li de Costa Rica, Julio Rocha de Nicaragua y Costas Takkas de Islas Caimán- y desconcertó a los distintos presidentes de las Federaciones participantes.
Lo único concreto es que los Estados Unidos anunció su votó a favor de Hussein -o mejor dicho, en contra de Blatter-, pero no se conoce una posición concreta del resto.
Por último, las 11 naciones de la Confederación de Fútbol de Oceanía (OFC) habían expresado su apoyo unánime a la reelección de Blatter como presidente de la FIFA. El presidente de la OFC, David Chung, fue reelegido sin oposición en el último congreso y es un vicepresidente de la FIFA muy cercano al suizo. Su postura no fue afectada por el escándalo, salvo en el caso de Nueva Zelanda, que siguiendo el ejemplo de Australia votará a Hussein.
Con este panorama, Blatter es amplio favorito. Solamente una sorpresa de último momento podrá cambiar una tendencia que arroja como resultado previo más de cien votos a su favor. Y le bastan 105 para ser elegido para su quinto mandato consecutivo.
La FIFA se prepara para una elección polémica, salpicada por los hechos de corrupción en los que la justicia norteamericana imputó a 14 miembros, de los que ya detuvo a siete. Cada Confederación tiene su postura establecida, pero dependerá individualmente de cada Federación para que se traduzca en el resultado de las elecciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia