Ángel Correa charló con un programa televisivo sobre el presente que lo tiene de vuelta jugando al fútbol profesionalmente, tras una operación del corazón que lo alejó de las canchas por varios meses, al punto que no pudo hacer su debut en Atlético Madrid, club que lo compró a San Lorenzo en la pasada temporada. "Todavía no me siento el mismo, pero voy de a poco agarrando ritmo", afirmó.
Por ahora, el argentino está en el Sudamericano Sub 20 con la Selección y es el capitán de un equipo que ya se clasificó al Mundial de Nueva Zelanda y va por el boleto este sábado a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Su rival a las 21 será Uruguay, el anfitrión, ante el que le bastará un empate.
Sin embargo, el delantero no se olvida de su pasado en San Lorenzo, que este viernes se medirá ante River por la Ida de la Recopa Sudamericana. "No apostamos nada. Además no tienen chances", dijo a modo de broma haciendo referencia a su compañero, Giovanni Simeone, hincha y jugador del millonario.
"Estoy muy contento de estar con la Selección y tener la chance de ser campeón. Cuando salí de la operación, Humbertito (Grondona, el DT) me dijo que me prepare para el Sudamericano porque iba a ser capitán. Por suerte, siempre estuve tranquilo y sabía que iba a volver a jugar", manifestó el delantero.
Por último, Correa también comentó que sueña con jugar en Rosario Central, club del que es hincha fanático. "Ojalá algún día se pueda dar", expresó 'Angelito', quien para el final comentó la buena unión que tiene el grupo que está disputando el sudamericano. "Vamos a dejar todo el sábado para ser campeones. Acá somos todos iguales y por eso nos está yendo así". En tanto, sobre el cierre se refirió a sus referentes futbolísticos: "En Inferiores jugaba de enganche y siempre miraba a Riquelme y Romagnoli".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia