El director técnico de Rosario Central, Eduardo Coudet, trabaja sobre tres variantes en el armado del equipo para jugar la final de la Copa Argentina de pasado mañana contra Boca Juniors, en el estadio Mario Alberto Kempes, de la ciudad de Córdoba, por las ausencias de los lesionados Pablo Álvarez y Nery Domínguez, y también del suspendido Giovani Lo Celso, quien fue expulsado en la semifinal contra Racing Club.
El defensor Pablo Álvarez sufrió el domingo una molestia en el isquiotibial derecho a raíz de la cual debió salir del equipo a los 27 minutos del primer tiempo del partido que Central perdió 2 a 1 con Banfield, después de trabar con el volante colombiano Juan Cazares. El diagnóstico de la lesión se conocerá luego de un estudio por imágenes que se le realizará en las próximas horas.
En tanto, el volante Nery Domínguez, quien sufrió un desgarro en el isquiotibial derecho ante Racing en Salta, quedó descartado de la final contra Boca, según anticipó esta mañana una fuente canalla.
"Nery (Domínguez) no llega. Le hicieron un tratamiento especial para intentar curarle el desgarro, pero no podrá jugar la final", informó el vocero auriazul.
Por su parte, el inhabilitado enganche Giovani Lo Celso sería reemplazado por el volante ofensivo Franco Cervi, quien ayer ingresó por Pablo Álvarez cuando el equipo perdía 1 a 0 con Banfield.
A su vez, una de las incógnitas del Chacho Coudet consiste en saber si podrá volver el experimentado marcador lateral izquierdo Cristian Villagra, quien se recupera de un esguince severo de tobillo, que sufrió en el empate 2 a 2 contra San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro.
Coudet confía en contar con Villagra pero en caso de no poder hacerlo, y frente a la lesión de Álvarez, tendrá que recurrir al experimentado Paulo Ferrari, quien volvió a jugar en la victoria sobre Argentinos Juniors por 2 a 0, luego de diez meses de inactividad por una doble rotura del tendón de Aquiles.
Otra alternativa para el puesto, aunque menos probable, es la del carrilero izquierdo Jonás Aguirre, que en la derrota ante Banfield tuvo que desempeñarse en ese lugar tras la salida del ex Boca Juniors y Estudiantes de La Plata.
Coudet guardó en el Florencio Sola al primer marcador central Alejandro Donatti, quien sufrió una molestia muscular en la práctica del sábado y no integró el plantel; también al mediocampista izquierdo José Luis Fernández y a los delanteros titulares Marcelo Larrondo y Marco Ruben, que recién entraron en el final del partido.
El plantel profesional 'canalla' quedó concentrado anoche en el Country de Arroyo Seco, donde volvió a practicar esta mañana.
Coudet decidió adelantar unas horas el viaje a Córdoba, que será mañana por la mañana en un vuelo de línea desde Rosario.
En tanto, los hinchas canallas agotaron ayer en apenas cuatro horas las al menos 22.000 entradas que los dirigentes pusieron a la venta en el Estadio Gigante de Arroyito, donde hubo disturbios con la policía porque algunos socios se colaron y se pelearon con los efectivos cuando anunciaron que no alcanzarían para todos.
"La cantidad era de 25.000, pero la organización se quedó con tres mil entradas de protocolo, así que llegaron menos", informó un dirigente canalla.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia